Febrero 21, 2013

Jefe de Estado israelí y presidente palestino, invitados a presidir partido del Barca en Israel

 Así lo anunció este jueves Rosell durante la presentación en Ramat Gan, cerca de Tel Aviv, junto a Peres, del proyecto para fomentar la paz entre palestinos e israelíes, que tendrá como eje central la celebración de ese encuentro, cuyos ingresos se destinarán a financiar proyectos deportivos de cooperación.

Un entrenador palestino y otro israelí elegirán de entre sus selecciones nacionales a los jugadores que se enfrentarán al Barça, que desplazará a todas sus estrellas para participar en el partido.

El equipo catalán, que suele ingresar entre 2 y 3 millones de euros por los partidos de exhibición de este tipo, no cobrará nada por su colaboración y todo el dinero de las entradas, la publicidad y los derechos televisivos se destinarán a proyectos de cooperación.

Rosell explicó que el partido se jugará en Israel porque buscaron el estadio con más aforo de la región, que les permitiese la recaudación más elevada.

"El de Ramat Gan es el estadio más grande de la zona y en los territorios palestinos no hay uno tan grande", indicó.

Asimismo, afirmó que Peres le ha prometido que las autoridades israelíes facilitarán que los jugadores palestinos seleccionados, especialmente los procedentes de la franja de Gaza, puedan acceder a Israel para disputar el encuentro.

Siete de los jugadores de la selección de fútbol palestina son de Gaza, cuyos habitantes sólo pueden cruzar los pasos fronterizos israelíes en casos excepcionales.

Rosell reconoció que el proyecto presenta dificultades, especialmente en lo referido al desplazamiento de Abás a Israel para asistir al encuentro, pero afirmó que el Barça quiere ser "un puente para la paz y el diálogo".

"Las dos partes tienen voluntad de que esto suceda aunque no hay garantías cien por cien, pero nosotros queremos conseguirlo, preferimos arriesgarnos porque si nosotros no trabajamos para ello, ellos solos no lo van a hacer", aseguró.

El mandatario del club español destacó que su equipo no sólo tiene muchos aficionados en la zona sino también "muchos socios".

"Me han dicho que el Barcelona es el equipo más popular de Israel y Palestina y eso nos llena de orgullo a todos los barcelonistas. Tenemos la responsabilidad de aprovecharlo en beneficio de la paz", recalcó.

Por su parte, el presidente israelí, declaró que está "encantado" de lanzar este proyecto conjuntamente y afirmó que el Barça ha creado "una organización increíble, alta en espíritu y noble en sus intenciones".

"El fútbol enseña a nuestros hijos a jugar juntos a pesar de las diferencias, tira abajo las barreras, elimina el racismo, nos enseña a competir en amistad en vez de pelear con ira", destacó Peres.

Aunque está previsto que los jugadores del Barcelona estén sólo un día en la zona, se desplazarán también a Jerusalén Este para realizar alguna actividad entre sus seguidores palestinos.

El Barça pretende que el proyecto no se limite sólo al partido sino que sea un proyecto a largo plazo a favor de la paz y la convivencia.

En este sentido, estudiará la posibilidad de desplazar técnicos del club a la región para trabajar con niños israelíes y palestinos.

Durante la presentación en Ramat Gan se proyectó un vídeo con intervenciones de jugadores del Barcelona, entre ellos Xavi y Messi, quienes resaltaron que les gustaría aportar su "granito de arena a la paz en Oriente Medio".

"Pretendemos intentar que el mundo sea un poquito mejor y creo que este proyecto puede servir", dijo el jugador argentino.

Acompañado por su vicepresidente Javier Faus, Rosell se reunirá mañana, viernes, con Abás en Ramala, además de con el presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Yibril Rayub.

Temas relacionados: