Mayo 16, 2013

"A Falcao le diría que una final como ésta te puede hacer eterno": Futre

La última final de Copa entre los dos equipos madrileños hasta la que se disputará este 17 de mayo la jugaron el 27 de junio de 1992 en el Santiago Bernabéu y tres fueron los principales protagonistas por el lado del campeón: Luis Aragonés, entrenador que pasó a la historia por su extraordinario discurso motivacional aquel día; Bernd Schuster, que marcó el 0-1 de falta directa en el minuto 6; y Paulo Futre, que hizo el 0-2 definitivo a los 28 minutos.

El portugués era el capitán de ese Atleti y recuerda para EFE la jugada del tanto como si fuera hoy: "Han pasado 21 años, pero no lo he olvidado. Ni yo, ni nadie de los que estuvimos allí aquel día. Fue un ataque del Madrid en el que casi marca Alfonso. Schuster sacó la pelota desde atrás y llegó a Manolo. Me metió un gran pase en profundidad, gané a Chendo en la carrera y la pegué con el alma".

Con el alma, y con esa zurda prodigiosa que tantas tardes de alegrías dio a la hinchada colchonera: "Cuando vi el balón en la escuadra fue el éxtasis. Las venas del cuello se me hincharon. Comencé a correr hacia el banquillo y me abracé con todos mis compañeros. Fue un momento único".

Paulo Futre asegura que una de las claves para ganar ese encuentro fue comenzar a vivir la final mucho tiempo antes del pitido inicial. Y en ello tuvo gran parte de culpa Luis Aragonés.

"Eran las nueve de la mañana y estaba durmiendo en la habitación que compartía con Manolo. Alguien comenzó a dar puñetazos en la puerta. Era el mister, Luis, que entró a la habitación como una fiera", comienza relatando.

"Míreme a los ojos, me dijo. ¿Usted recuerda los insultos que Míchel, Gordillo y compañía le dijeron el año pasado a su compañero Pizo? (en relación a un incidente protagonizado desde un coche en un semáforo en el que supuestamente algunos jugadores del Real madrid se burlaron de Pizo Gómez con gritos como "Pizo, eres mi ídolo") Pues usted esta noche va a vengar a Pizo. Usted esta noche va a convertirse en el ídolo de Míchel y compañía. No puede fallarme. Y se marchó", nos describe Paulo Futre todavía con emoción en su voz.

"El mister consiguió que estuviéramos metidos en la final desde antes incluso de despertarnos aquel día. Y su charla en los vestuarios fue increíble. Estábamos convencidos de ganar", detalla.

Si le preguntas quién llevaba la voz cantante entre los jugadores antes de este tipo de encuentros, el portugués casi se ofende. "Yo", responde como sorprendido por la pregunta.

"Yo -repite-. Era el capitán. Antes era Arteche, o también Tomás. Pero después el capitán era yo y seguro que quien chillaba más en el vestuario era yo. No tengo dudas", afirma contundente.

Han pasado más de dos décadas, pero el legendario 10 rojiblanco asegura que cuando visita Madrid todavía hay aficionados del Atleti que le paran por la calle y le dan las gracias por aquel día.

Por ello, tiene claro qué le diría a la actual estrella del Atlético de Madrid, Radamel Falcao, con quien estuvo el día de su presentación, si tuviera que motivarle de cara a este encuentro.

"Le diría que éste es un partido para campeones. Que hay que morir en el Bernabéu y que el rival debe sudar sangre para ganarnos. Le diría que por ellos mismos y por toda la afición que hay detrás, hay que morder más. Que un partido como el de esta final, te puede hacer eterno", sentencia el otrora buque insignia colchonero.

Paulo Futre estuvo cinco temporadas en el Atlético de Madrid y fue capaz de ganar dos veces en Liga en el Santiago Bernabéu (0-4 en la 1987-88 y 0-3 en la 1990-91), de eliminarle una vez de la Copa del Rey (en los octavos de final de la 90-91) y de derrotarle en la Final de 1992 en el mismísimo Bernabéu y con su mítico golazo por la escuadra derecha de Paco Buyo (0-2).

Temas relacionados: