Junio 2, 2013

“El fútbol está perdiendo valores como el trabajo en equipo”: José Mourinho

En una entrevista respondida por escrito al diario portugués "Jornal de Noticias" y publicada este domingo en la web, el técnico reflexionó sobre el estado del fútbol actual y los nuevos desafíos a los que se enfrenta.

"Es cada vez más difícil, en este momento, que un grupo funcione como grupo. Los valores se pierden, la educación personal y profesional es cada vez peor y (está) más influenciada por principios morales que se van perdiendo", afirmó.

Mourinho, que cerró el pasado sábado su paso por el Real Madrid en la Liga española con una victoria ante el Osasuna, consideró esencial para el triunfo que el conjunto identifique objetivos, los establezca y luche por ellos.

Pero consideró problemático que esto se pueda conseguir con los miembros unidos y cohesionados en un grupo, debido al cambio en la educación en escuelas y familias, en las que se prescinde de fomentar el valor del esfuerzo colectivo.

"Las escuelas son diferentes, las familias son diferentes, los niños son diferentes y los grupos de trabajos son réplicas colectivas de los caracteres educados", señaló.

"El trabajo en equipo es su estrategia principal como entrenador", defendió, y rechazó que sea la lucha entre rivales, en una dicotomía de "amigo contra enemigo", aunque sí aceptó que esta puede cumplir una función en ocasiones para jugar en equipo.

Además, ahondando en los valores de su filosofía personal, el técnico luso defendió la lucha contra la hipocresía en las palabras y los actos, "no para vencerla" sino "como principio de vida" en general para que cada uno se sienta bien consigo mismo.

El técnico dejó el pasado sábado el club español sin despedirse en la rueda de prensa y sin ofrecer un balance de sus tres años en los que ganó una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa con la plantilla más cara de la historia madridista.

En la entrevista, Mourinho evitó responder a una pregunta sobre una supuesta campaña de los medios de comunicación españoles contra su persona por una rivalidad histórica entre los dos países ibéricos.

"Falta poco para el final y siempre fue mi principio profesional cerrar ciclos y abrir otros sin hablar de los aspectos negativos. Voy a intentar eso y no hablar de los medios españoles", afirmó.

También repasó su carrera profesional en la que destacó que "veinte títulos en todos los países son muchos", y asumió su papel ante la sociedad como un entrenador "relativamente joven" que está en la elite durante más tiempo.

"Tengo que sentir responsabilidades. Los más jóvenes esperan eso de mí y no los puedo decepcionar. Y no se trata de ganar más o menos", afirmó.

Temas relacionados: