Junio 3, 2013

Betis vuelve a ser el "Eurobetis" casi una década después

El "milagro" estuvo propiciado, en gran medida, por el técnico madrileño Pepe Mel, otrora goleador bético (coreado con: no diga gol, diga Mel), que fue el entrenador que llevó al equipo en tres temporadas del "infierno" de la segunda división a la competición continental.

La temporada la afrontó el conjunto con la idea de "asentarse" en la primera división, tras haber logrado en la pasada la permanencia, objetivo que pronto se tornó en ilusión por cotas mayores, por cuanto que el equipo durante la primera vuelta se mantuvo en puestos de competición continental.

Incluso en algunas jornadas el Betis estuvo en la cuarta plaza, la que permite jugar la fase previa de la Liga de Campeones, hecho que se produjo en las séptima, décima, undécima y duodécima.

Tras una primera manga de la competición "saboreando" las mieles europeas, el equipo pareció acusar el trepidante comienzo y perdió algo de fuelle lo que le llevó a la octava plaza (que ocupó en las jornadas 2, 3, 16, 17, 23 y 24).

Sin embargo, otra reacción del equipo de las trece barras -en el escudo- hizo recuperar terreno perdido y estar al acecho de los puestos de competición continental para acabar las últimas nueve jornadas como séptimo, con la opción de ser sexto que, finalmente, obtuvo con el punto que necesitaba en Valencia.

De esta manera, el conjunto verdiblanco dejó atrás el apodo de "Curro Betis" -en honor al famoso "Faraón de Camas"-, el diestro Curro Romero, capaz de la apoteosis o del más rotundo fracaso.

El "Eurobetis" se fraguó a partir de 1964 cuando el equipo verdiblanco jugó por primera vez en la denominada Copa de Ferias, con su primer partido ante el Stade de Reims francés (1-1). Luego, en la vuelta, 2-0.

En 1977, con el vasco Rafa Iriondo de técnico, y tras ganar la primera Copa del Rey -después una prórroga y 21 penaltis, al Athletic, con José Ramón Esnaola como héroe- el Betis agrandó su leyenda al llegar a los cuartos de final de la Recopa de Europa, tras dejar en la cuneta al poderoso AC Milán (2-0 y 2-1) y al Lokomotiv de Leipzig (1-1 y 2-1).

El Eurobetis" pasó luego a "Curro Betis", porque al finalizar la temporada se fue al "pozo" de la Segunda División, de la que salió en 1979.

Otra vez el "Eurobetis" en 1982 y 1985, con paso fugaz al ser eliminado por el Benfica (2-1 y 1-2) y luego por el Universidad de Craiova (en la tanda de penaltis).
De esa fecha y hasta la década de los 90, el Betis pasó por momentos de penuria y con visos de desaparecer, hasta la irrupción de Manuel Ruiz de Lopera -entonces vicepresidente económico- quien avaló la cantidad suficiente -680 millones de pesetas- para evitar el descenso a la Segunda B y entrar así en el Plan de Saneamiento.

Y en 1995-96 el equipo del "manque pierda" volvió a participar la Copa de la UEFA, y entonces dirigido por Lorenzo Serra Ferrer se quedó en los octavos de final tras sucumbir con el Girondins de Burdeos -con Zidane en sus filas- por 2-0 y 2-1, y tras haber eliminado antes al Fenerbhace (1-2 y 2-0) y Kaiserlautern (1-3 y 1-0)

Luego participó en la Recopa de Europa -tras quedar subcampeón de la Copa del Rey, ante el FC Barcelona-, de la mano del balear Serra Ferrer, y tampoco pudo pasar de los octavos al perder con el Chelsea los dos partidos: 1-2 y 3-1. Antes había dejado fuera de competición al Vasutas (2-0 y 0-2) y Copenhague (2-0 y 1-1).

En la campaña siguiente, en la Copa de la UEFA, otra vez se quedó el Betis en los octavos de final al caer ante el Bolonia (4-0 y 1-0) y después de superar al Vejle (1-0 y 5-0) y al Williem II (1-1 y 3-0).

En 2000 otra vez el "batacazo" a la Segunda División, de la que salió una temporada más tarde, y en la 2002-03, otra vez en la UEFA, su andadura llegó hasta dieciseisavos ante el Auxerre (1-0 y 2-0), hasta donde llegó a eliminar al Zimbru Chisinau 80-2 y 2-1) y al ViktoriaZizkov (0-1 y 3-0).

En la campaña 2005-06 el Betis llegó a su "techo" europeo con su participación en la Liga de Campeones, en un año en donde obtuvo su segunda Copa del Rey, ante Osasuna, 2-1 en el Vicente Calderón, y haber quedado cuarto clasificado en la Liga.
Fue entonces el primer equipo andaluz clasificado para la Liga de Campeones en su actual formato, y con el preparador Serra Ferrer en el banquillo.

Eliminó al Mónaco -subcampeón en el 2003/04- en la fase previa (1-0 y 2-2) y luego compartió grupo con el Liverpool -entonces campeón- el poderoso Chelsea de Mouriño -al que venció en el Benito Villamarín, uno a cero- y el Anderlecht.

Después de la bonanza otra vez vuelta al "infierno" de la segunda, su undécimo descenso, ya en la campaña 2008-09, y en el horizonte vislumbrándose el principio del fin de la era Ruiz de Lopera.

La llegada del madrileño Pepe Mel -elegido para el ascenso al no conseguirlo Víctor Fernández- para pasar "el desierto" de la Segunda y volver en la campaña 2010/11, fue providencial para volver a la categoría de oro del fútbol español después de ser el campeón de Segunda.

Pepe Mel, tras una primera campaña -la pasada- de consolidación en Primera, en la que concluyó colocándole al Real Betis en la Liga Europa, objetivo casi impensable a comienzos de la Liga por su limitado presupuesto para confeccionar una plantilla para tal fin.

Temas relacionados: