Junio 4, 2013

"A lo mejor Cristiano piensa que lo sabe todo”: José Mourinho

"No he sentido mucho la presión, de verdad. Debo ser el único entrenador de la historia del Real Madrid que no ha comido nunca en restaurantes importantes de la dinámica deportiva, que no he visitado nunca redacciones de periódicos, que he hecho mi vida entre el club, mi casa y mi familia", dijo en una entrevista concedida al programa televisivo Punto Pelota.

"No sentí ningún tipo de presión diferente a otros clubes. El Real Madrid es un club con una dinámica especial, con un entorno muy especial, pero para mí se acabó. El próximo entrenador ya podrá comentar con honestidad cómo ha encontrado el club", añadió.

Mourinho explicó cómo llegó a la conclusión de que marcharse era la decisión idónea después del desgaste sufrido en tres años. "Era lo mejor para mí y para la situación actual del club. Pienso que si empezara la próxima temporada, empezaría ya con una serie de problemas que se están arrastrando".

"Es mejor para todos, incluso para los jugadores, que son lo más importante. Van a tener apoyo y tranquilidad de empezar un proyecto nuevo con un entrenador nuevo a quien yo, sea quien sea, aunque parece que será Carlo (Ancelotti), le deseo lo mejor", reconoció.

El técnico portugués aseguró que fue silbado por una parte de su afición "por una campaña bien preparada y trabajada" de medios de comunicación que terminó "con éxito basado en la falta de ética". Y señaló a periodistas que dijo han perdido "la dignidad profesional" en la crítica que le han realizado.

Ninguna de las polémicas protagonizadas por Mourinho provocan un sentimiento de arrepentimiento en su marcha del Real Madrid. "No merece la pena arrepentirte de nada".

"Cuando empezaba en el fútbol pensaba que sabía todo y no sabía nada. Cada año aprendo más, soy más fuerte y mejor preparado. Obviamente seguro que he cometido errores y otras personas con responsabilidades también, pero es parte del juego", manifestó.

Piensa Mourinho que su protagonismo en rueda de prensa sirvió para que muchos en el Real Madrid se taparan. "Soy un entrenador cómodo para los otros. Cuando tienes una persona como yo, no tienes que dar la cara, no tienes que entrar en determinado tipo de situaciones. Es confortable. Cuando tienes gente que da la cara, que va a la lucha, que perjudica su propia imagen, a veces no tienes necesidad. Pero nos pagan para esto", dijo.

En su última charla con los jugadores del Real Madrid Mourinho desveló que les habló "de ética" y que no les dio las gracias. "Respeto que me criticaran y que no hayan estado de acuerdo con muchas decisiones, pero como dice Sinatra lo he hecho a mi manera. Hala Madrid y Mourinho a lo suyo, a continuar una carrera de la que estoy orgulloso tras ganar los tres títulos españoles".

Aseguró el técnico portugués que su carrera "no habría tenido sentido" sin pasar por el Real Madrid y dejó un agradecimiento especial a Florentino Pérez y a su segundo Aitor Karanka, a quien le ofreció ir al Chelsea.

"Aitor se ha transformado en uno de los nuestros. Ha defendido el grupo de trabajo y al club. He querido que continuara con nosotros, pero entiendo su decisión. Tiene contrato, es un hombre del Madrid, si continúa como segundo tendrá mucho que aportar, y si no estará muy bien preparado para iniciar su carrera como primer entrenador y esperará con tranquilidad una opción. Es nuestro hermano español".

Dando nombres propios, Mourinho habló de dos compatriotas como Pepe y Cristiano Ronaldo, de los que acabó distanciado y sin despedirse en su último día.

"La única cosa que puedo decir de Pepe es que ha estado con más de un pie fuera del Madrid y yo lo he traído para dentro, luché por un contrato adecuado a un jugador que considero fantástico y que estuvo fuera del equipo bastante tiempo por lesión. Empezó a jugar un niño con doce años menos que él (Varane), pero que en mi visión mereció jugar y él no lo asimiló", opinó.

"Toda la gente que lo quería afuera, que lo llamaba asesino, que cada día recordaba sus actitudes en el campo y su problema con el compañero del Getafe al que casi arranca la cabeza, de un momento a otro se pusieron de su lado y lo defendieron muchísimo. La misión del entrenador es también atraer a sí mismo el odio y dejar a sus jugadores en una buena situación. Ahora él tendrá mejores condiciones para estar bien", agregó.

Sobre Cristiano destacó su rendimiento deportivo y su falta de aceptación de la crítica. "Hizo tres temporadas fantásticas conmigo. Tuve un único problema con él, criticarlo desde el punto de vista táctico, intentando mejorar lo que en mi opinión podía ser mejorado y no lo aceptó muy bien porque a lo mejor piensa que lo sabe todo y un entrenador no le puede ayudar a crecer más".