Julio 23, 2013

Barcelona obtuvo más de 30 millones de euros en ganancias

En la campaña 2012-13, los ingresos han subido hasta los 491 millones de euros, 21 millones más de lo esperado, y un resultado antes de impuestos de 44 millones de euros, el segundo más elevado de la historia.

Faus desveló que los beneficios podían haber aumentado, aunque el Barça tuvo que hacer frente a unas inspecciones de Hacienda (2005-08), que le supuso unos 8 millones de euros.

Una cantidad aproximada (8,3 millones de euros) es la que quedó reflejada en el presupuesto por la depreciación de David Villa, después de que su venta (2 millones de euros) no haya compensado la amortización prevista (10 millones).

Sin las inspecciones fiscales, el beneficio del club hubiera aumentado en 32 millones de euros. "Los inspectores (de Hacienda) viven en nuestra casa. El Barça está en continua inspección", aseveró Faus, quien confirmó que las actas se han cerrado de conformidad.

Se abrieron por diferentes criterios por contabilizar el pago del IVA, el impuesto de sociedades, el IRPF. "Diferencias como pasan en miles de empresas", insistió el vicepresidente económico.

En cuanto a los ingresos, el club catalán logró 491 millones, sin que se hayan producido traspasos, porque la transacción por Thiago Alcántara (25 millones) se contabilizará en el próximo ejercicio.

Estos 491 millones son cuatro millones menos que el año anterior. La partida más importante en este capítulo es la de mercadotecnia (172 millones).

Los gastos han ascendido a 443 millones, de los cuales 245 millones correspondiente a salarios deportivos y 96 a gastos de gestión entre ellos la depreciación de Villa que es una de las desviaciones negativas del presupuesto.

En este sentido también se han producido más gastos por incremento de renovaciones, por menos ingresos en las tiendas Nike, en el 'new business' y en el negocio online, así como en las indemnizaciones a deportistas y no deportistas.

La desviación positiva se reflejó en el aumento de los ingresos de la UEFA y Europa, por el ahorro en el gasto financiero y por el pago de menos variables en las secciones.

Lo más importe para Faus es la contención de la masa salarial deportiva, que incluye salario y amortizaciones. Destacó que la misma asciende a 305 millones, lo que supone el 62 %del presupuesto, 15 puntos menos que en la temporada 2009-10.

"Por mucho sacrificio que hagamos, el club no se puede ordenar si no se mantiene bajo control la masa salarial que, en el caso del primer equipo, supuso 212 millones de euros en el último año. Mantenerla en torno a los 200-215 millones es nuestro objetivo para los próximos años", informó Faus.

La deuda neta del Barcelona a 30 de junio de 2013 es de 331 millones y se rebajó únicamente tres millones, cuando estaba previsto que la misma fuera de 40 millones de euros.

"Es debido al efecto Neymar. Al comprarlo en junio, tuvimos que contabilizar la operación en esta temporada. Si lo hubiéramos fichado el 1 de julio, la reducción de la deuda hubiera sido de 50 millones", insistió.

Faus ha recordado que el objetivo de la junta de Sandro Rosell es que la deuda baje de 200 millones en 2016 y que el año próximo se rebajará entre 60 y 70 millones de euros.

El vicepresidente económico informó que debido a los últimos ejercicios positivos, la junta directiva no tendrá que avalar a partir de la temporada que viene.

"No es fácil ganar dinero en el Barça. En los últimos diez años, el club había ganado dinero en la temporada 2004-05, venta de unos terrenos, y en la siguiente, activación de un crédito fiscal", aseguró.

Con la llegada de Rosell, el club catalán ha presentado 49 millones de beneficios en la temporada 2011-12 y 32 millones de beneficio en la que acaba de cerrar.

Temas relacionados: