Agosto 20, 2013

"Hay que ser inteligentes, es un partido de 180 minutos": Gerardo Martino

"Hay que jugar sabiendo que no se va todo en el primer partido, sino que después hay una revancha que se juega la semana que viene en el Camp Nou", apuntó.

El técnico del conjunto azulgrana cree que la final de la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid será "una prueba durísima" para calibrar el verdadero nivel del nuevo Barça.

"El Atlético es un equipo muy sólido, que te lleva a su juego, que lo sostiene durante 90 minutos, es sumamente vertical y le gusta también jugar mucho de segunda pelota. Además, es un equipo que gana mucho", destacó del rival, al que ve "muy capaz de pelear la Liga de igual a igual" con el Barcelona y el Real Madrid.

También elogió a su compatriota Diego Pablo Simeone, entrenador del conjunto rojiblanco: "Ha cosechado logros muy importantes en poco tiempo, primero en Argentina y ahora con el Atlético. Su carrera como técnico es como una continuación de su carrera como futbolista".

Preguntado por si el Barça es favorito para lograr la Supercopa, Martino reconoció que es "muy difícil" que el conjunto azulgrana no lo sea en todas las competiciones que disputa, aunque eso no garantiza nada, al contrario, "la exigencia es mayor".

Tras el 7-0 al Levante en el estreno liguero, al equipo le han llovido todo tipo de elogios, pero el 'Tata' restó importancia a este hecho. "Los elogios y las críticas, gracias a Dios, no modifican mi forma de vivir, aunque prefiera más los primeros".

Respecto al hecho de que el Barça haya recuperado la presión, Martino recordó que sólo se ha disputado una jornada de Liga, y que "habrá que esperar 10 o 12 fechas para saber si el equipo ha incorporado definitivamente ese rasgo en su juego".

El cambio de Leo Messi en la segunda mitad del partido ante el conjunto levantino con el encuentro totalmente sentenciado fue muy comentado, por tratarse de algo muy poco habitual, pues para los predecesores del 'Tata' en el cargo, el 'crack' de Rosario era prácticamente intocable.

Martino señaló que una sustitución durante un partido, aunque sea la de Messi, se verá con naturalidad, y que habló primero con el jugador sobre la necesidad de dosificarle cuando sea posible.

"Leo entiende de qué va esto. Y lo hemos hablado. No me gusta imponer nada, me siento más cómodo con el diálogo. En el fútbol, como en las relaciones humanas, todo es cuestión de equilibrio. Y está claro que deberé ser cuidadoso para no sacarlo cinco veces seguidas", argumentó.

Frente el Atlético, Martino dirigirá el primer encuentro de su carrera a las 11:00 p.m., hora local. "No lo había visto nunca que un partido se jugase a esta hora y menos que un club pague el transporte a la salida", ironizó sobre el hecho de que el Barça abonará 30.000 euros al Ayuntamiento para sufragar parte de los gastos que implica alargar el horario de transporte público el día del partido de vuelta, que se disputará a la misma hora.