Septiembre 22, 2013

Gareth Bale aún no logra debutar ante el público del Santiago Bernabéu

Este domingo parecía ser el día señalado para que Bale, el flamante refuerzo del Real Madrid para esta temporada, se presentara ante su afición y disputara sus primeros minutos de blanco en el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, y cuando todas las miras del derbi frente al Getafe se centraban en él, una lesión en el calentamiento previo a ese choque dejó a la afición blanca con la miel en los labios.

Bale, que ya ha debutado en Liga frente al Villarreal, en El Madrigal, y en Liga de Campeones, en Estambul contra el Galatasaray, parece no ver el momento de pisar de corto el Santiago Bernabéu para disputar su primer encuentro oficial en el estadio madridista.

Su tardío fichaje, apenas un día antes de que se cerrara el mercado de verano, y el parón de dos semanas por los compromisos internacionales de las selecciones, impidieron el debut del galés en el Bernabéu antes. Ahora, una inoportuna lesión ha provocado que Bale tenga que esperar unos días más para jugar ante su nueva afición.

Su lugar sobre el césped lo ocupó este domingo Isco, que en un principio iba a ser suplente, una vez iniciada la política de rotaciones por parte del técnico italiano Carlo Ancelotti.

En el banquillo, y para completar la convocatoria de dieciocho jugadores, se vistió de corto en cuestión de minutos el francés Rafael Varane, que no disputa un partido oficial desde el pasado 11 de mayo, cuando se lesionó una rodilla en Cornellá-El Prat frente al Espanyol.

Los próximos compromisos del Real Madrid son frente al Elche, en el Martínez Valero el próximo miércoles, y el derbi contra el Atlético de Madrid en seis días en el estadio Santiago Bernabéu.

Esa podría ser la ocasión de ver debutar a Bale en el Santiago Bernabéu, en un partido que tiene todos los condicionantes para ser de altos vuelos.

Primero, por el estado de forma del Atlético de Madrid, empatado a puntos en el liderato con el Barcelona, y segundo por la revancha que se intentará tomar el equipo blanco tras perder la última Copa del Rey en su feudo a manos de su vecino.