Septiembre 24, 2013

El Sevilla de Carlos Bacca se medirá este miércoles al Rayo de Johan Mojica

Sevilla salió el domingo muy tocado de Mestalla tras una derrota ante el Valencia (3-1) que confirmó al equipo, con dos puntos, como colista después de 13 años y con la nefasta estadística de cumplir 12 meses consecutivos sin ganar fuera de casa un partido de liga.

Por ello, la moral de la plantilla no es la mejor y la afición también se sorprende del poco rendimiento que ofrece un equipo muy renovado que en esta pretemporada creó muchas expectativas, por lo que en el Pizjuán el ambiente no será el de las mejores ocasiones.

En descarga del técnico guipuzcoano, la plantilla sevillista no ha dejado de acumular lesionados desde que empezó a disputar partidos en este ejercicio y el último en caer fue el mediapunta canario Víctor Machín, uno de los refuerzos de esta campaña y de los que mayor rendimiento ha dado hasta el momento.

Siguen de baja desde hace semanas dos centrales, el argentino Federico Fazio y el portugués Daniel Carriço, más el extremo izquierdo Diego Perotti, además del lateral derecho brasileño Alex Mendonça 'Cicinho, operado este julio de una grave lesión de rodilla.

Otros jugadores que llevan semanas de bajas, por contra, han entrado ya en los trabajos del grupo y podrían ser novedad en la convocatoria ante el Rayo, como el delantero José Antonio Reyes, el central argentino Nico Pareja o el extremo ruso Denis Cheryshev, aunque es poco probable que sean titulares debido a que aún les falta algo de ritmo.

El Rayo, después de cuatro derrotas consecutivas, se ha convertido en el equipo más goleado de la categoría con 16 tantos encajados y por primera vez desde su retorno a Primera en 2011 ocupa una plaza de descenso.

Es por ello que el partido en Sevilla se torna en vital para el equipo madrileño, que solo piensa en recuperar la senda de la victoria puesto que una nueva derrota le haría ser colista antes de enfrentarse el sábado en Mestalla al Valencia.

A favor del Rayo juega la buena imagen dada la pasada jornada frente al líder, el Barcelona, al que arrebató la posesión del balón y le pudo marcar más de un gol, pese a que el resultado final fuera de 0-4.

Con esas credenciales de posesión, intensidad y valentía con las que tuteó al Barcelona, el Rayo se plantará en el Sánchez Pizjuán dispuesto a sumar su segundo triunfo de la historia en el feudo hispalense en su decimosexta visita y acabar con esa mala racha que refleja que desde el año 2000 no gana y desde 2003 no puntúa.

Para este encuentro, el técnico Paco Jémez recupera al delantero guineano Lass Bangoura, sancionado las dos últimas jornadas, y al uruguayo Seba Fernández que, con molestias, no estuvo frente al Barcelona. Ninguno de los dos está previsto que sea titular, puesto que el entrenador canario seguirá confiando prácticamente en el mismo equipo que cayó con los azulgranas.

El lateral derecho Tito, renqueante desde el sábado y que el lunes no se ejercitó, es probable que deje su sitio a Anaitz Arbilla, provocando que el lateral izquierdo lo ocupe el canterano Nacho Martínez.

En el apartado ofensivo también habrá novedades, puesto que el argentino Joaquín Larrivey podría salir de inicio como delantero centro retrasando la posición de Alberto Bueno y desplazando a Alberto Perea hacía al banquillo.

Alineaciones probables:

Sevilla: Beto; Coke, Cala, Fernando Navarro, Alberto Moreno; M'Bia, Cristóforo; Rabello, Rakitic, Marin y Gameiro.

Rayo Vallecano: Rubén; Arbilla, Saúl, Gálvez, Nacho; Trashorras, Baena; Jonathan Viera, Bueno, Mojica y Larrivey.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.