Octubre 24, 2013

Florentino Pérez inaugura un busto en honor a Ferenc Puskas en Madrid

"Para los aficionados que tuvimos la fortuna de verle y de celebrar sus goles, Puskas era todo un espectáculo como jugador. Seguro que no eran muchos los que imaginaban que aquel futbolista que llegaba al Real Madrid con más de treinta años de edad y alejado de la alta competición iba a convertirse en uno de los mitos más queridos por todos los que sienten pasión por nuestro escudo", expresó Pérez. 

"Su figura, sus gestas, están en el corazón de nuestros seguidores. Desde este jueves lo está también en la Ciudad del Real Madrid. Puskas seguirá siempre con nosotros y esta es solo una demostración de nuestro afecto y nuestro agradecimiento", añadió.

"511 goles en 533 partidos. Números de impresión para un futbolista de impresión. Su grandeza ha sido reconocida por la propia FIFA, que desde el año 2009 concede el "Premio Puskas" al jugador que haya anotado el mejor gol del año. Puskas llegó al Madrid desoyendo muchas ofertas de otros grandes clubes del continente. Tenía claro que quería pasar a la historia con aquél equipo único y grandioso", enfatizó.

Al acto acudieron, entre otros, la viuda del jugador, Elisabeth Puskas, el que fuera presidente de Hungría Pál Schmitt -miembro del COI- y el ministro de deportes húngaro, István Simicskó.