Marzo 21, 2014

Cristiano Ronaldo y Messi protagonizarán un clásico de récords

La coincidencia del luso y el argentino sobre un terreno de juego encuadra el reto permanente al que ambos se ven sometidos a lo largo del curso. Cifras imposibles y registros inalcanzables que terminan por ser presa de la voraz ambición de los dos astros.

Con el Mundial al fondo Cristiano Ronaldo y Leo Messi aceleran el paso. Tiran de sus equipos en busca de títulos que engrandezcan aún más la leyenda de trayectorias iluminadas por sus marcas individuales.

El portugués llega al Clásico asentado como abanderado del líder. Ataviado por la condición de Balón de Oro, un triunfo que desahogó parte de su ambición enfermiza, espera el choque feliz en lo personal. Con un doblete más en su cuenta, obtenido ante Schalke en la Liga de Campeones y erigido en el máximo anotador de la Liga y del torneo continental.

El gol que anotó en La Rosaleda el pasado sábado, que sirvió para que Real Madrid lograra los tres puntos y mantuviera la ventaja de cuatro respecto a Barcelona antes del partido del Santiago Bernabéu, elevó su cifra en la Liga a 25 dianas. Eso le situó como el primer jugador de la historia que alcanza este número en cinco temporadas seguidas.

Ronaldo disfruta de su quinta campaña como futbolista del Real Madrid. Siempre fue más allá de los veinticinco goles. En la primera acabó con 26. Después sumó 40. En la tercera 46 y en la pasada 34. Ahora acumula 25 a diez partidos para el final de curso.

Cristiano no descansa. Voraz como nadie aspira a trasladar a Europa su liderazgo. Fue evidente el pasado martes, cuando el siete del Real Madrid decidió jugar ante
Schalke un partido irrelevante. Con más riesgos que ventajas, el portugués no perdió el tiempo y aprovechó los noventa minutos para engordar sus guarismos. Marcó dos de los tres goles que firmó su equipo para elevar a trece su renta en 'Champions'.

Ronaldo, que suma 41 dianas en lo que va de ejercicio (25 en Liga, 13 en Europa y 3 en Copa) estableció un nuevo registro personal en la competición. Y amenaza ahora el récord en poder de Leo Messi y el ítalo brasileño Jose Altafini, los máximos goleadores, con 14 tantos, en una sola campaña de Liga de Campeones.

El astro luso acumula 242 goles con Real Madrid. Dio caza a otra leyenda blanca, el húngaro Ferenc Puskas, como cuarto máximo anotador del Real Madrid en todos los tiempos. A tiro queda Carlos Alonso Santillana (290), Alfredo Di Stéfano (307) y Raúl (323). Cuestión de tiempo.

Ronaldo mantiene el pulso con Leo Messi. Uno es el acicate del otro y viceversa. Y eso les convierte en mejores todavía.

El argentino pisará el estadio Santiago Bernabeu en plenitud después de una racha de altibajos y sospechas sobre su mejoría absoluta tras la lesión de principio de curso, que le obligó a parar y a comenzar la carrera de la temporada en desventaja.

Sin embargo, los últimos partidos han reencontrado la mejor versión del argentino. Más allá de las urgencias de Barcelona por reengancharse a la pelea por el liderato, el jugador argentino avanza a pasos agigantados mientras devora más y más cifras.

A tiro tiene el récord del mexicano Hugo Sánchez como segundo máximo goleador de la historia de la Liga. Solo dos tantos le separan del azteca. Un registro que estará en su mano esta misma campaña. Quién sabe si en el propio templo blanco.

El triplete logrado ante Osasuna en el Camp Nou el pasado domingo disparan a 232 los goles del argentino, convertido ya en el máximo realizador de la historia de Barcelona.

Telmo Zarra, que marcó 251 goles en quince temporadas con Athletic, un récord vivo desde 1955, será el siguiente objetivo de 'La Pulga', que ya acumula veintiocho encuentros en los que logró un 'hat trick'.

Messi, que marcó doce tantos en los nueve partidos recientes, suma quince en la Liga. Diez menos que Cristiano Ronaldo con otras tantas jornadas por disputar. La meta está aún lejos y la pelea en el alero.