Mayo 4, 2014

Nuevo acto de racismo causa polémica en España

El más reciente incidente de racismo en la máxima división del fútbol español se produjo apenas una semana después que el lateral del Barcelona Dani Alves tomó un banano arrojado a la cancha por un hincha del Villarreal y se lo comió antes de seguir jugando.

Ahora, la respuesta de Diop a los gritos de mono fue bailar, lo cual enardeció al sector de la hinchada del Atlético que viajó al estadio Ciutat de Valencia para el partido que su equipo perdió 2-0.

"Iba a sacar un tiro de esquina y parte de la afición del Atlético empezó a hacer ruidos de mono", dijo Diop. "Para quitarle importancia a lo que pasó, me puse a bailar, pero no insulté a nadie".

"No tengo nada contra la afición del Atlético, porque sólo ha sido una parte la que ha gritado", añadió. Me parece una falta de respeto que se produce en todos los campos. Es una provocación. No sé si se le puede llamar racismo, pero hay que acabar ya con los gritos de mono".

El capitán del Atlético de Madrid, Gabi Fernández señaló que le ofreció disculpas a Diop.