Mayo 15, 2014

Carles Puyol se despidió tras 15 años al máximo nivel en el Barcelona

Puyol, quien descartó ser entrenador en el futuro y admitió que habló con el club para poder realizar algún proyecto, sin concretarlo.

En una multitudinaria conferencia de prensa, donde estuvo acompañado por sus compañeros, excompañeros, exentrenadores, presidentes y expresidentes de la entidad, antiguos seleccionadores españoles como José Antonio Camacho o Iñaki Sáez y buena parte del mundo del fútbol, Puyol cerró la puerta.

"Se acaba una etapa, pero para mí llegan otras y espero disfrutarlas igual que esta", afirmó Puyol, quien espera recuperarse de sus problemas físicos ahora que no tiene la presión de jugar.

Los múltiples problemas físicos sufridos en su carrera deportiva y que fueron en aumento en los últimos años influyeron en el adiós de Puyol, quien tenía contrato con el Barcelona hasta junio de 2016.

Puyol, de 36 años, jugó 593 partidos oficiales con el Barcelona, equipo con el que conquistó 21 títulos (6 Ligas, 3 Champions, 2 Copas del Rey, 2 Supercopas de Europa, 6 Supercopas de España y 2 Mundiales de Clubes). Con la selección española jugó 100 con el Mundial de 2010, la Eurocopa de 2008 y la medalla de plata olímpica en Sydney como máximos trofeos.

No sabe cuáles son sus planes de futuro. "Quiero recuperarme de la rodilla y ya veremos lo que pasa. En estas semanas me tengo que plantear muchas cosas, no es una decisión exclusivamente mía, sino también de mi pareja. El club ha hablado también conmigo, pero no puedo decir mucho más", afirmó.

Puyol se emocionó durante el homenaje que le hizo el Barça. "He vivido el sueño de millones de niños, he sido un privilegiado, porque durante 19 años me he levantado y fui hacer lo que más me gustaba".

El capitán del Barça recordó que ganó "muchos títulos", pero que se queda con la parte humana del club barcelonista. "Llegue como un niño y me voy con una familia" indicó.

"No tendría tiempo de darles las gracias a todos, pero quiero agradecer a los presidentes, directivos, empleados, entrenadores y a mis compañeros. He jugado con los mejores jugadores y con las mejores personas. echaré mucho de menos", dijo Puyol a la plantilla barcelonista, presente en el acto. También agradeció la ayuda prestada siempre por la Federación Española de Fútbol.

En su despedida, Puyol recordó a personas que marcaron su carrera y que fallecieron como su padre, Tito Vilanova, Luis Aragonés, Miki Roqué y Antonio Oliveras.

Xavi Hernández, en nombre de toda la plantilla, le agradeció su valentía y generosidad. "Nunca olvidaré la final de Wembley cuando le dejaste a Abidal levantar la Copa".

"Siempre diste ánimos y consejos. Tú siempre lo has dado todo por el equipo. Eres el tío más profesional con el que he compartido un vestuario. Hemos vivido momentos difíciles, cuando no ganábamos nada, y también ahora, cuando sí ganamos".

Xavi se dirigió a Puyol y le dijo que para él sería un "gran honor" poder compartir un proyecto común ligado "al club de nuestra vida".

El director deportivo Andoni Zubizarreta calificó a Puyol como "el defensa que siempre cualquier portero quiso tener, el compañero en el vestuario que todos quisimos tener y todo lo hacía desde el compromiso".

Dice Zubizarreta que Puyol es un líder en el vestuario. "Siempre estuvo ahí adelante, cuando las cosas han ido bien y cuando han ido mal", comentó el director técnico, quien aseguró el talento "también es afrontar el desánimo, saber levantarse al día siguiente de la derrota o de la lesión".

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, resumió con una frase el sentir del club: gracias. "Muchas gracias por la huella que nos has dejado y esperemos que seas un ejemplo para las generaciones venideras", indicó.

El Barça le organizará un homenaje futuro en el Camp Nou, según ha dicho Bartomeu. "Tu vínculo con nosotros seguirá, esperemos que estés muchos años con nosotros", aseguró el dirigente.

Temas relacionados: