Agosto 30, 2014

Carlos Bacca marcó en la victoria de Sevilla 1-2 sobre Espanyol

El choque quizá hubiera sido distinto si el árbitro hubiera pitado penalti de Coke por derribar a Montañés al final de la primera parte. La igualdad fue constante. El mérito de los de Emery fue aprovechar mejor sus buenos momentos, que no es poco. La mejor versión del Espanyol no llegó hasta verse acorralado con el 0-2.

Los locales arrancaron muy serios. Sergio García despertó a la defensa sevillista con un disparo al poste derecho en el minuto 9. El delantero no pudo culminar un contraataque que había sorprendido a la zaga de Emery. Abraham atrapó el rechace, pero mandó el balón fuera. Era el primer aviso del Espanyol a Barbosa.

Tres minutos después, el Sevilla respondió con una jugada individual de Bacca, que se fue por velocidad desde el centro del campo. El colombiano quiso finalizar él mismo la acción, sin intentar la asistencia a algún compañero, y Kiko Casilla la frustró sin complicaciones.

El conjunto andaluz conseguía situaciones a la contra con facilidad, aunque sin orden ni criterio. El partido estaba equilibrado, con insinuaciones en ambas áreas, hasta que Bacca, esta vez sí, rompió la balanza en el 33. El delantero, tras un pase de Coke, puso el broche de oro a una jugada colectiva y firmó el 0-1.

El Espanyol pagó caro su desajuste defensivo y puso el partido donde quería Emery. El técnico guipuzcoano tenía vía libre para aprovechar su verticalidad y velocidad ante un rival obligado a buscar el empate. De todos modos, los de Sergio González tampoco apretaban excesivamente arriba.

Los blanquiazules solo se volcaron en ataque en los minutos finales de la primera parte. Los locales reclamaron un posible penalti de Coke sobre Montañés, que cayó en el área tras una carga del lateral madrileño por la espalda. La acción indignó a tanto a los futbolistas como a los seguidores pericos.

Tras la reanudación, el Espanyol aumentó la presión a Barbosa. Los centros de banda y la búsqueda de los espacios de Sergio García cambiaron la cara al bloque.

Aunque una acción a balón parado volvió a castigar al anfitrión cuando mejor estaba. En el 56, Iborra remató de cabeza una falta de Denis Suárez desde el vértice del área (0-2).

El Sevilla, que en esta segunda mitad se estaba limitando a esperar a los de Sergio González, no movió ficha y siguió atrás. Tampoco el Espanyol varió su planteamiento, muy ofensivo, y tuvo éxito rápido. Stuani, en el minuto 60, respondió también conectando con la cabeza un centro de Víctor Sánchez.
Imparable para Barbosa.

A los catalanes no les faltaran ocasiones para la remontada. La más clara llegó en el 71, una asistencia del mismo Stuani para Sergio García que examinó los reflejos del portero y la atención de los centrales, aunque el disparo fue forzado y flojo. El control y la iniciativa era local, pero no bastaba.

El planteamiento defensivo del Sevilla cerró huecos y despejó el peligro constante con solvencia. Con esta labor de desgaste, los andaluces se llevaron la victoria. La mejor noticia para el Espanyol, el debut en Primera de los canteranos Joan Jordán y Jairo. También se estrenó Lucas Vázquez, ex del Real Madrid Castilla.

Ficha técnica:

1-RCD Espanyol: Kiko Casilla; Javi López, Álvaro, Colotto, Víctor Álvarez; Abraham (Joan Jordán, min.70), Víctor Sánchez; Stuani, Salva Sevilla (Lucas Vázquez, min.57), Montañés (Jairo, min.80) y Sergio García.

2-Sevilla FC: Barbosa; Coke (Figueiras, min.83), Nico Pareja, Carriço, Navarro; Iborra, Krychowiak; Aleix Vidal, Denis Suárez (Ever Banega, min.71), Vitolo (Deulofeu, min.71) y Bacca.

Goles: 0-1, min.33: Bacca; 0-2, min.56: Iborra; 1-2, min.60: Stuani.

Árbitro: Undiano Mallenco (comité navarro). Amonestó a Colotto (min.29), Vitolo (min.34), Kiko Casilla (min.55), Víctor Sánchez (min.63), Lucas Vázquez (min.90).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga BBVA disputado en el Power8 Stadium ante 16.490 espectadores.

Temas relacionados: