Septiembre 26, 2014

James Rodríguez y el Real Madrid, en busca de un nuevo triunfo ante el Villareal

El Villarreal recibe al Real Madrid con la intención de sumar la tercera victoria de su historia frente al equipo madridista, que es el rival más incómodo de Primera para los castellonenses y que llegan al Madrigal con la necesidad de seguir ganando para remontar en la clasificación.

Tras veintiocho partidos entre ambos equipos, el Villarreal sólo fueron capaces de ganar dos veces al Real Madrid. A ello se suma que de los catorce partidos de liga que se jugaron en El Madrigal, los resultados fueron de dos victorias locales, cinco empates y siete victorias visitantes.

Sin embargo, en las dos últimas visitas ligueras el Real Madrid no ganaron en Villarreal, ya que sus dos últimos partidos se saldaron con empate, por lo que en el seno del Villarreal se confía en seguir con esta tendencia.

Para el partido, el técnico Marcelino García Toral recupera a dos de los jugadores que estaban lesionados, como son Chechu Dorado y el mexicano Gio Dos Santos, quien podría tener minutos en el encuentro tras casi tres semanas fuera del equipo.

Por contra, el equipo sigue con problemas en la banda izquierda, donde Jaume Costa y Bojan Jokic siguen fuera del equipo, lo que obliga al técnico a reinventar un lateral, que saldría de hacer jugar al joven Adrián Marín, o recurrir a un jugador de otra demarcación como el central Gabriel o el lateral derecho Rukavina.

Mientras, el Real Madrid llega a El Madrigal con la confianza recuperada tras dos goleadas ligueras a Deportivo de La Coruña y Elche, que desataron el mejor momento del portugués Cristiano Ronaldo, autor de siete tantos en tres días y que desea ampliar su buena línea. Y con un debate en la portería renacido tras la suplencia de Iker Casillas en la última jornada.

La recuperación en autoestima se vio respaldada en la jornada entre semana con el primer fallo del Barcelona, que deja a cuatro puntos una distancia que era preocupante pese a ser el inicio de temporada. El momento de que el Real Madrid confirme su estado de salud llega ante un rival exigente como el Villarreal.

Y lo hará con bajas en defensa, por las ausencias de los portugueses Pepe y Fabio Coentrao, que cambian el plan de ruta de un Carlo Ancelotti que encontró el equilibrio deseado en un sistema 4-4-2 para defender, con el que ahora tendrá que decidir si mantener la figura de un centrocampista en un terreno complicado como El Madrigal manteniendo a Asier Illarramendi o mantener al colombiano James Rodríguez con un sobre esfuerzo defensivo.

En la portería regresará Iker Casillas después de entrar en las rotaciones de Ancelotti ante el Elche. Una situación poco habitual en porteros, que permitió el estreno oficial de Keylor Navas y que provoca que el examen continuo al capitán vuelve a avivarse tras un momento en el que perdía fuerza.

La mayor preocupación de Ancelotti, la gran cantidad de goles encajados, nueve en Liga, tendrá un difícil examen ante el Villarreal. Lo afronta con una defensa formada por Álvaro Arbeloa, si Dani Carvajal recién recuperado no está aún para afrontar dos partidos en una semana, y con el brasileño Marcelo en los laterales.

El francés Raphael Varane junto a Sergio Ramos como pareja de centrales. Regresan al once el croata Luka Modric y el francés Karim Benzema, que descansaron ante el Elche. Y el galés Gareth Bale lo hace al estadio donde debutó con el Real Madrid y lo hizo con gol.


Alineaciones probables:

Villarreal: Asenjo, Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Gabriel; Bruno, Trigueros, Cani, Moi Gómez; Uche y Vietto.

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro).

Estadio: El Madrigal.

 

Temas relacionados: