Noviembre 1, 2014

Luis Enrique está “cabreado” por la falta de definición del Barca

El técnico asturiano afirmó, en rueda de prensa, que el poco acierto de cara a portería de sus jugadores fue una de las claves de una derrota ante un rival que, según su opinión, les exigió mucho con la presión.

"Estoy cabreado por no haber materializado un partido que nos hubiera ido bien ganar, pero forma parte del proceso y de la temporada", señaló Luis Enrique, quien negó estar preocupado después de sumar dos derrotas consecutivas y perder el liderato.

En el segundo encuentro con el tridente formado por Luis Suárez, Leo Messi y Neymar, el Barcelona se quedó sin anotar, algo anecdótico según el técnico.

"Yo firmaría tener un partido con tantas ocasiones como este, pero no firmaría no ser tan efectivo", puntualizó el asturiano, quien elogió la actitud de su plantel que luchó "hasta el final" para conseguir la victoria.

Preguntado por la situación anímica del equipo tras la derrota ante el Real Madrid y el Celta, dijo que "se da una semana simpática e interesante", si bien expresó que toca "levantarse de nuevo" para preparar el partido del próximo miércoles ante el Ajax de Amsterdam en Liga de Campeones.

"Toca levantarse y demostrar que estamos preparados para solventar esta situación", insistió Luis Enrique, quien enfatizó que "las derrotas siempre son dolorosas y siempre crean dudas a todos" los equipos.

A nivel táctico, admitió Luis Enrique, "nos ha costado encontrar esa presión tras pérdida", si bien, como ya es habitual, no quiso ahondar en muchos detalles del juego.

"Es muy fácil mutilarnos y sacrificarnos de que todo estaba hecho. Si no controlamos el juego sufrimos por el perfil de jugadores que tenemos", concluyó.