Diciembre 2, 2014

Atlético de Madrid y Deportivo de La Coruña le hacen frente a hinchas violentos

Estas decisiones se producen después de los enfrentamientos en los alrededores del estadio Vicente Calderón este domingo, que dejó la muerte de un aficionado coruñés de 43 años.

Dicho seguidor falleció a causa de un "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor", según la autopsia realizada a Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', que fue arrojado al río Manzanares tras recibir esas agresiones.

La Policía detuvo a 21 implicados, 12 de ellos del 'Riazor Blues', seis del 'Frente Atlético', dos de los 'Bukaneros', y uno del 'Alkor Hooligans', según detalló este lunes el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

El club madrileño anunció este martes la expulsión del 'Frente Atlético', tras recibir el acta policial que identifica "como miembros" de ese grupo ultra "a los detenidos e implicados en la multitudinaria pelea" con seguidores del Deportivo el domingo.

"Probada por la Policía y reflejada en el acta la pertenencia al 'Frente Atlético' de las personas identificadas que actuaron en los incidentes de una manera organizada y planificada, el club ha tomado la decisión de dar de baja como pena oficial al 'Frente Atlético', con efecto desde este martes, y en consecuencia cesar cualquier relación con dicho grupo", afirmó el Atlético de Madrid en un comunicado.

El club indicó que pondrá todos los medios a su alcance para impedir "la exhibición en el interior del estadio Vicente Calderón de pancartas u otros elementos distintivos de dicho grupo".

El club, además anunció que "perseguirá a cualquier otro colectivo, peña o grupúsculo que pudiera surgir en el futuro bajo cualquier otro nombre, que no condene radicalmente la violencia o que utilice el nombre del Atlético de Madrid o sus instalaciones para defender ideas políticas, racistas o xenófobas".

"Entre los identificados se encuentran un total de 15 personas que dicen ser seguidores del Atlético de Madrid, de los cuales 7 eran socios abonados del club, uno era socio no abonado y siete no son socios de la entidad", dijo el club.

"Todos los socios han sido expulsados de forma inmediata, causando baja permanente como socios y sin posibilidad de volver a serlo en el futuro, mientras que los que no son socios no podrán darse nunca de alta como tales", agrega el comunicado.

El club ‘rojiblanco' ha solicitado además "el apoyo de los organismos deportivos, de las instituciones públicas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los medios de comunicación y de todos sus aficionados para poder identificar a todas aquellas personas cuyo comportamiento atente contra la esencia del deporte y los valores inherentes a él, con el fin de proceder a su inmediata expulsión del fútbol".

Mientras, el Deportivo cerrará de forma simbólica la grada de los Riazor Blues en el estadio de Riazor en los encuentros ante el Málaga en Copa, este miércoles, y en Liga, contra el mismo equipo, el próximo sábado.

El presidente del Deportivo, Tino Fernández, anunció además que el club informó a la Policía del viaje de los ultras y ha sostenido que el equipo no vendió entradas a los Riazor Blues.

Fernández aseguró que en cuanto "el Deportivo detectó movimientos sobre la presencia de miembros de Riazor Blues en Madrid", el club se puso "en contacto con el coordinador de seguridad de la Policía en A Coruña, a mediados de la semana pasada".

El dirigente dejó claro el "posicionamiento frontal del club contra la violencia" y anunció que para el encuentro del sábado venderá entradas a un euro para que el estadio se convierta "en una manifestación multitudinaria con espíritu deportivo y social ejemplar".

El club, dijo el presidente, "ha decidido tomar una serie de medidas que pongan de manifiesto su posicionamiento frontal contra la violencia en el fútbol y encabezar un movimiento a favor de un fútbol cien por cien libre de violencia verbal y física. Cien por cien fútbol".

Sobre el cierre, "provisional y simbólico, de la grada de Maratón Inferior (la que ocupan los Riazor Blues)", el presidente del Deportivo señaló que son conscientes "de que esta medida afecta a un gran número de seguidores que no tienen que ver en absoluto con esta lacra del fútbol"

Fernández exigió también "a las autoridades que no descansen hasta detener a los responsables del asesinato del domingo en Madrid, para que este crimen no quede impune".

El dirigente del Deportivo también anunció que "se guardará un minuto de silencio antes de comenzar el partido" del miércoles, y que además "el Deportivo se puso a disposición de la Policía para colaborar en todo lo posible y para conocer todos los detalles de los sucesos".