Enero 3, 2015

Villareal y Málaga perdieron la opción de seguir descontándoles a los líderes

El 2015 frenó la progresión del Villarreal, que se plantó en el estadio del colista, el Martínez Valero, con cinco victorias seguidas.

El Elche, con el agua al cuello, cuatro derrotas seguidas y seis partidos sin ganar, dio la cara. El equipo de Fran Escribá logró remontar los dos tantos de ventaja de los que llegó a disfrutar en los primeros 20 minutos su rival, que tras el empate se queda a un triunfo de batir su récord histórico de victorias en todas las competiciones.

A simple vista el reparto de puntos afeó el panorama de ambos. Más para el Villarreal, que tuvo en la mano tres puntos que le hubieran predispuesto entre los cuatro primeros. Para el Elche es aliento. Sumar después de tantos partidos y evitar quedar descolgado.

Las necesidades del Almería y el aire nuevo adquirido con la llegada al banquillo de Juan Ignacio Martínez frustraron al Málaga, que inició el 2015 con una derrota. El equipo de Javi Gracia, revelación del curso, reanudó la competición estimulado por sus tres victorias seguidas y su posición en la parte noble de la tabla.

Dos goles del israelí Tomer Hemed, el segundo de penalti, llevaron al triunfo seguido al equipo almeriense, que afronta con desahogo la semana con distancia sobre los puestos de descenso.

El Deportivo tomó aire a costa del Athletic, incapaz de disimular su crisis, y reforzó al técnico Víctor Fernández. El Málaga, por su parte, se estrelló con la mejoría del Almería, que de la mano de Juan Ignacio Martínez sumó su segundo triunfo seguido.


El Deportivo salió de nuevo al paso a un posible cese de su técnico, Víctor Fernández, advertido por otro ultimátum. El equipo gallego, con tres derrotas en los cuatro últimos partidos, dio la cara y aprovechó las dudas del Athletic, que languidece por la clasificación.

Un gol de Iván Cavaleiro en el minuto 24 supuso el éxito del Deportivo y sumió al equipo de Ernesto Valverde en crisis. Lejos de sus pretensiones y sus objetivos.