Enero 9, 2015

Cristiano vuelve a ser titular y Sergio Ramos descartado para el Madrid-Espanyol

El descanso que tuvo el portugués Cristiano Ronaldo en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid en la ida de octavos de final de Copa del Rey, no fue a causa de molestias en las rodillas, sino por el cansancio acumulado del encuentro liguero en Mestalla ante el Valencia, aseguró Carlo Ancelotti.

Cristiano Ronaldo regresa a la titularidad ante el Espanyol en perfecto estado, como aseguró el técnico italiano, que desmintió que el portugués vuelva a tener los problemas de rodilla que le mermaron en la recta final de la pasada campaña y en el Mundial de Brasil.

"Las dos rodillas de Cristiano están muy bien, no tienen ningún tipo de problema", zanjó con rotundidad Ancelotti para silenciar las informaciones que apuntan a molestias del portugués.

Por otro lado, Sergio Ramos fue la gran ausencia en el último entrenamiento del Real Madrid en la ciudad deportiva de Valdebebas antes del encuentro liguero ante el Espanyol, en el que recibirá descanso, como confirmó su técnico, el italiano Carlo Ancelotti.

Después de sufrir una lesión muscular en las semifinales del Mundial de Clubes ante Cruz Azul mexicano y jugar lesionado la final ante San Lorenzo argentino, Ramos regresó de las vacaciones navideñas recuperado de su percance y ha jugado dos partidos de alta intensidad, ante Valencia en Liga y Atlético de Madrid en Copa del Rey.

Ancelotti ha decidido no forzar al segundo capitán y elegir los momentos de su descanso, seleccionando el encuentro liguero ante el Espanyol como el adecuado.
"Como he dado descanso a Pepe en el partido contra el Atlético, lo tendrá Sergio frente al Espanyol para evitar problemas", confirmó Ancelotti preguntado en rueda de prensa por la ausencia del defensa camero en entrenamiento.

"Tuvo una lesión en la final del Mundial y darle muchos minutos en este periodo podría ser peligroso. Ha jugado dos partidos sin problema, descansa este sábado y vuelve en la Copa", añadió confirmando la titularidad de Ramos en el partido de vuelta de octavos de final de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid.