Febrero 23, 2015

Levante venció 2-1 al Granada, que no contó con los colombianos

El Levante remontó ante el Granada en el Ciutat de València (2-1) en una recta final de partido épica en la que un gol en el minuto 87 y otro en el tiempo añadido le sirvieron para neutralizar la ventaja con la que el conjunto andaluz se fue al descanso.

Ambos equipos, perseguidos por su delicada situación en la clasificación, se mostraron muy nerviosos en el inicio del partido, con imprecisiones en su juego y sin lograr, ni valencianos ni granadinos, hacerse con las riendas del choque.

Una mano involuntaria de Camarasa en el área sirvió para que Youssef El Arabi abriera el marcador de penalti a los 12 minutos de partido con un lanzamiento ajustado a un palo ante el que nada pudo hacer Mariño.

Tras el gol, el conjunto de Lucas Alcaraz trató de adelantar líneas y buscó tener más el balón, aunque el Granada se mostró bien ubicado sobre el terreno de juego, defendió con orden y apenas dejó maniobrar a los locales.

El equipo de Abel Resino renunció, conforme avanzaba este primer tiempo, prácticamente al ataque y centró su labor en contener a un rival que en muchas ocasiones abusaba de los balones en largo.

Poco cambió el partido en la segunda parte. El Levante seguía intentando acercarse a la meta rival, pero el Granada se mantenía firme sobre el campo, bien pertrechado atrás ante un rival sin ideas.

En el minuto 72 Colunga fue expulsado por una patada a Barral, momento en el que Alcaraz se la jugó con todo y dio entrada a Víctor Casadesús en busca del gol del empate.

Sin embargo, el partido se enturbió a falta de diez minutos para el final. Cuando El Arabi iba a salir del campo para ser sustituido, el árbitro lo expulsó junto a local Ramis por enzarzarse ambos en ese momento.

Con tres expulsados, uno local y dos visitantes, el duelo entró en una fase final en la que el Levante se volcó sobre la meta rival para hacer valer su superioridad numérica y el Granada aún se cerró más, si bien la presión local tuvo sus frutos.

En el minuto 87, un grave fallo de Oier fue aprovechado por Camarasa para establecer el empate y ya en el tiempo añadido Barral, en un final épico, logró voltear el marcador con un gol que echó por tierra el trabajo defensivo del equipo de Abel Resino.

Temas relacionados: