Marzo 18, 2015

Atlético de Madrid supera sus problemas ofensivos con ganas

El actual campeón español avanzó el martes a los cuartos de la Liga de Campeones al vencer con drama y sufrimiento al Bayer Leverkusen. Y quizás también con algo de fortuna, pues el gol de Mario Suárez, el único del partido, tocó en un defensor antes de acabar en las redes. Si Omer Torpak no hubiera desviado la pelota, la historia podría haber sido muy distinta.

Y es que al Atlético de Madrid le está costando mucho hacer goles en las últimas fechas. Lleva cuatro partidos seguidos fuera de casa sin marcar y apenas suma dos goles en sus últimos cinco encuentros.

"Nos está costando encontrar el gol, pero lo más preocupante sería no tener ocasiones", dijo Simeone después del 0-0 ante el Espanyol el fin de semana.

El martes volvió a quedar patente. Para remontar el 1-0 sufrido en Alemania ante el Leverkusen, el Atlético necesitaba marcar al menos un gol en su estadio para forzar la prórroga y los penales. Y así, en una agónica tanda, se decidió el ganador, después de que los rojiblancos apenas inquietaran la portería alemana en todo el partido.

"Nosotros somos esto, lo que se vio hoy, un equipo que quizás no juega muy bien, pero que se deja el alma", recordó después Simeone.

El técnico argentino está en plena sintonía con el equipo y con la grada, rendida ante unos futbolistas luchadores, guerreros y que siempre creen, nunca bajan los brazos. "El grupo no cede, siempre quiere más, y hoy se volvió a ver", dijo Simeone.

Ante tanta emoción, la falta de gol quedó en un segundo plano.

"Todos nuestros delanteros son internacionales, de talla mundial, que tarde o temprano van a meter gol", dijo Suárez el día antes del partido. "Nos van a dar algún golito que nos va a servir para conseguir nuestro objetivo", añadió.

Pero fue él, centrocampista, y no la delantera, compuesta por el croata Mario Mandzukic y el francés Antoine Griezmann, la que facilitó el pase. Mandzukic fue sustituido en la segunda parte por Fernando Torres, pero el panorama no cambio.

El español no pasa por su mejor momento -marcó tres goles, todos en Copa, desde su sonado regreso en enero-, el croata lleva seis dianas (tres de penal) desde que comenzó el año y Griezmann acumula ocho en el mismo periodo, en el que se jugaron 17 encuentros.

El Atlético de Madrid vendió tras la temporada pasada al español Diego Costa, que explotó como delantero rápido y letal en el esquema de Simeone. El recambio fue Mandzukic, un atacante más fuerte y corpulento.

El croata gana más balones por alto y tiene la misma entrega y agresividad que Costa, pero le falta la velocidad y el capacidad de desequilibrar del español, que milita ahora en el Chelsea.

Mandzukic rompió la tendencia de los delanteros escurridizos y rápidos fuera del área. Griezmann, que juega más retrasado, sí tiene esas características.

"Creo que el Atlético, salvo con la llegada de Mandzukic, siempre se ha caracterizado por este tipo de jugadores como Torres, el 'Kun' (Sergio Agüero), Diego Costa, (Radamel) Falcao o yo", señaló recientemente el uruguayo Diego Forlán al programa "El partido de las 12" de la emisora Cadena Cope.

Forlán cree que su compatriota Edinson Cavani encajaría perfectamente en el juego del Atlético. El fichaje del delantero celeste es un rumor constante en España, pero su alto salario parece ser un obstáculo difícil de salvar.

"Es un gran delantero y está en un gran momento. Creo que su estilo de juego es ideal para el Atleti porque es un jugador rápido, al que le gusta contragolpear y que le gustan los espacios", opinó Forlán.

Temas relacionados: