Abril 4, 2015

"Messi está en inmejorables condiciones": Luis Enrique

Messi no pudo jugar ninguno de los dos amistosos disputados por Argentina ante El Salvador y Ecuador, aquejado de un traumatismo en el pie que le suponía inflamación y dolor, pero Luis Enrique considera que el delantero está a disposición del técnico para jugar.

"Se ha entrenado los dos días con el resto, sin ningún problema. Está a disposición, yo no veo ninguna duda", aseguró el técnico del Barça.

Dice Luis Enrique que sabía que Messi tenía un golpe en el pie -se lo produjo ante el Manchester City-, pero que no habló con el seleccionador argentino 'Tata' Martino para que lo reservara.

"No había nada planificado", recalcó el técnico, quien dijo que este tipo de golpes tienen una evolución: "Puede ser positivamente o que se compliquen después".

"Leo sufre muchos golpes en todos los partidos, eso forma parte de lo normal dentro del fútbol, pero está en inmejorables condiciones, seguro", insistió.

Con vistas a la recta final de la temporada, el técnico del Barça no cree que ninguno de los cuatro aspirantes al título consiga el pleno de diez victorias y admitió que después de un parón por selecciones, el equipo está acostumbrado a recuperar el ritmo lo más rápido posible.

"El partido y las alturas del Campeonato a las que estamos obligan a los jugadores a estar al cien por cien. Se avecinan partidos clave", indicó.

Se ha referido a la buena racha en cuanto a lesiones que tiene su equipo y también al hecho de que sus equipos, habitualmente, acaban mejor físicamente la temporada de lo que la empiezan. "Intento controlar lo que hacemos y porqué lo hacemos", indicó.

Preguntado sobre el objetivo de la temporada y la posibilidad de firmar un triplete, Luis Enrique indicó que en los próximos partidos "ya se verá", así que "no es el momento de marcarse objetivos extraños".

"Todos los títulos tienen su importancia. El equipo que gane la Liga habrá hecho una gran temporada. La Champions es un torneo exclusiva y único para los mejores de Europa, una competición más que apetecible y la final de Copa uno de los partidos más bonitos que hay", aseguró.

Volver a Balaídos, donde entrenó el año pasado, supone regresar a un "lugar especial" para el técnico. "Es una ciudad única y especial, un club y un grupo de jugadores muy especial. Fue un año muy positivo para el Celta y para mí. Guardo un recuerdo imborrable", comentó.