Septiembre 23, 2015

2-1: Rayo se salvó con Javi Guerra y Trashorras ante el Sporting de Gijón

Con el objetivo de seguir transformando en puntos la mejoría que experimentaron la pasada jornada, con victorias a domicilio del Rayo en Las Palmas y del Sporting frente al Deportivo, el conjunto madrileño y el asturiano se citaron en Vallecas en busca de un nuevo triunfo contra un rival directo por la permanencia. 

En el Sporting de Gijón se destacó la presencia en el once del defensa central Jorge Meré, que debutó en Primera frente a un Rayo Vallecano al que su equipo había ganado en los últimos cinco partidos en la máxima categoría.

Ésta vez la historia no se pudo repetir porque el Rayo, que buscaba mejorar su imagen respecto al último partido de Liga en Vallecas, en el que perdió contra el Deportivo, tiró de casta para doblegar a un conjunto asturiano que, pese a la derrota, no dejó malas sensaciones.

A los tres minutos, el centrocampista croata Alen Halilovic probó fortuna con un disparo desde fuera del área que Toño repelió en primera instancia pero que no pudo hacerse con el rechace y tuvo que ser la defensa ‘rayista' la que desbaratara la jugada.
Unos minutos después, el Guijón volvió a avisar con una jugada de estrategia iniciada por Halilovic y que Jony, con un disparo cruzado que se marchó fuera por poco, pudo abrir el marcador.

A los de Vallecas, pese a que llevaron la iniciativa ofensiva del encuentro, le costó mucho acercarse con claridad en los primeros compases a la meta defendida por Alberto García, que sustituyó bajo palos al lesionado Iván Cuéllar.

Todo cambió cuando mediada la primera mitad el Rayo Vallecano perdió por lesión a Pablo Hernández y su sustituto, Adrián Embarba, comenzó a hacer de las suyas con su rapidez poniendo en muchos problemas a la defensa visitante.

A los 39 minutos, un disparo de Javi que se estrelló en el brazo de Bernardo provocó la expulsión, por doble amarilla, del jugador colombiano. Roberto Trashorras, capitán del Rayo, transformó la pena máxima.

La alegría le duro poco al Rayo porque solo dos minutos después Antonio Amaya se lió al sacar el balón jugado desde atrás y Jony, muy listo, le robó el esférico y batió por bajo a Toño.

Fue entonces cuando el Rayo se encomendó a la rapidez de Embarba y del guineano Lass para, poco a poco, ir desgastando a un rival que hasta mediada la segunda parte no acusó el jugar con uno menos.

Pese al cansancio, los de Abelardo, guiados por Halilovic, que se mostró muy desequilibrante con el balón en los pies, no perdieron la cara al choque y hasta el último minuto lo intentó con más intención que acierto.

Ficha técnica:

Temas relacionados: