Noviembre 12, 2015

Cristiano Ronaldo dijo que dentro de cinco años ya estará retirado del fútbol

El internacional portugués señaló que en los momentos de tensión respira hondo, aunque con el paso de los años las situaciones de tensión no son tan habituales, al momento de cobrar penales, confesó que, todavía se pone nervioso.

En cuanto al fútbol, el delantero luso destacó que es una parte grande de su vida y que por ese motivo da el cien por cien todo el tiempo.

En relación a los pitos y cánticos que recibe en cada estadio que visita, Ronaldo aseguró que no le importa que le odien porque ese odio es una motivación, que es parte del trabajo del futbolista.

"No soy la persona más modesta del mundo, admito eso, no soy falso, pero en ciertos aspectos soy muy humilde", señaló el '7' del Real Madrid.

En este sentido, admitió que le gusta aprender otros deportes de la mano de los mejores atletas, y en su opinión una persona así es humilde, porque solo quiere aprender".

En cuanto a la vida con su hijo, Cristiano Júnior, el delantero aseguró que es fácil ser mimado cuando te despiertas en una cama fantástica, comes yogur con fruta y tienes coches veloces.

A pesar de ello, Ronaldo no le da a su hijo todo lo que pide porque ellos tienen que vivir sus propias vidas independientes de las de los padres.

Como anécdota, el jugador de 30 años confesó que el menor, de 5 años de edad, le pidió un iPhone 6 para poder hablar con él, pero se negó a comprárselo y le contestó que si quería llamarlo, su abuela tenía un teléfono.

"Desde muy joven soñaba con ser padre y Cristiano cambió mucho mi vida, mi manera de pensar. Él me apoya, siempre tiene una sonrisa para mí", añadió el futbolista.

En relación a su infancia, recordó que cuando se tuvo que ir a vivir con tan sólo 12 años a Lisboa, para comenzar a jugar en las categorías inferiores del Sporting, fue uno de los peores momentos de su vida.

Además, confesó que estuvo a punto de dejarlo y volver a Madeira, aunque desde el club y desde el ámbito familiar recibió el apoyo necesario para poder continuar.

Durante la entrevista, Ronaldo trató un tema sensible como la relación con su padre, fallecido en 2005, de quien dijo conocer su adicción al alcohol y reconoció que no era el padre que le hubiese gustado tener.

"Yo le quería, claro, pero nunca tuve una conversación con él como la que estoy teniendo aquí contigo", agregó. 

Por otra parte, la vida de Cristiano Ronaldo es muy disciplinada, aunque bebe un vaso de vino de vez en cuando y come hamburguesas los domingos acompañadas de Coca-Cola.