Abril 21, 2016

‘Isco’ Alarcón: el niño maravilla de Málaga que marea a sus rivales apunta de gambetas

Francisco Ramón Alarcón Suárez, nació en Benalmádena, una provincia de Málaga, pero creció futbolísticamente en Valencia. Desde la primera vez que tocó un balón de fútbol, se dejó evidenciar una extraña química, que lo unía con el esférico. 

Pero con el equipo de los ‘murciélagos' apenas logró hacer una pareja explosiva con Paco Alcácer en el equipo de reservas, ascendiendo el conjunto de categoría y no tuvo la oportunidad de mostrar sus condiciones como profesional. Fue por eso que cuando le ofrecieron renovar su contrato decidió no aceptar y buscar suerte en su natal, Málaga.

Lo que consiguió con la camiseta ‘albiceleste' hizo que hoy en día a Isco se le considere como a uno de los cracks que mejor tratan a la pelota, aunque no tenga camiseta de titular en el Real Madrid.

Pero bueno, vamos por partes. Isco ganó en 2012 el Golden boy, un premio individual que se puede comparar con el Balón de Oro pero para los juveniles. Y esto gracias a un ‘campañón' histórico que logró con la camiseta del Málaga, clasificándola por primera vez en su historia a la Champions League, en el 2011, y luego en la siguiente temporada llevándola de la mano hasta los cuartos de final de la competencia, tras clasificar invicto en la fase de grupos con rivales como Milan, Zenit y Anderlecht, eliminar a Porto en octavos y finalmente caer ante Borussia Dortmund, finalista junto al Bayern Munich.

 

 

El premio Golden boy se lo arrebató, precisamente, a Stephan El Shaarawy y Thibaut Courtois. Un fenómeno del fútbol apenas nacía y Florentino Pérez no lo pensó dos veces en negociar 30 millones de euros para conseguir la firma de Alarcón en un contrato por cinco años con el Real Madrid.

Su historia con el club madridista ha podido ser mejor, pero la alta competencia y la gran cantidad de jugadores con grandísimo nivel no han permitido que Isco sea un habitual titular en el equipo. Algo así como le sucede a James Rodríguez. Sin embargo, en las pocas actuaciones que sí han podido tener, ambos jugadores, han demostrado tener características y capacidades importantísimas para los equipos de más alto nivel en el planeta, como lo es el Real Madrid.

No es en vano que Iker Casillas predijo que Isco se convertirá con el paso del tiempo en el jugador más importante de España o que ha sido comparado con Zinedine Zidane, su hoy técnico en el Real Madrid.