Julio 27, 2016

Barcelona presentó al portugués André Gomes

Gomes, de 22 años, llega al
Barcelona procedente del Valencia, por 35 millones de euros fijos más 20
millones en variables, junto con una cláusula de rescisión de 100 millones de
euros.

Las variables van en función
del "rendimiento del jugador, condicionado al número de partidos que juega
y la cantidad de minutos en cada partido y después el rendimiento del equipo,
ganar 'Champions', ganar Ligas", explicó el responsable de los deportes
profesionales del Barcelona, Albert Soler, en la presentación del jugador.

"Se van sumando una
serie de cantidades a lo largo de los cinco años hasta un tope de 20
millones", detalló Soler.

El acuerdo del traspaso,
también incluye "un premio" de hasta 15 millones de euros para el
Valencia si es finalista o gana un Balón de Oro.

El nuevo jugador ‘azulgrana’,
que se incorporará con sus compañeros el 8 de agosto, se mostró muy satisfecho
de llegar a un club, que considera "el mejor para mi crecimiento y mi
formación".

"Cada club tiene su
personalidad. El que va mejor con mi personalidad es el Barcelona", dijo
el jugador, reconociendo que tenía varias propuestas, pero "a partir del
momento que estaba el Barça no había mucho más para decidir".

-"Jugar
en el Barça no es fácil" -

Gomes, flamante campeón de
Europa con Portugal, es consciente de la gran competencia que tendrá en el
centro del campo, pero "antes que nada quiero seguir creciendo, quiero
aprender".

"Tengo 22 años, casi
23, tengo tiempo para hacerme hombre y hacerme mucho mejor jugador",
añadió Gomes, que acudió a su presentación acompañados por sus padres y su
pareja.

El jugador maneja tanto la
pierna derecha como la izquierda lo que le permite jugar en varias posiciones,
pero para él "es un poco indiferente si juega en la derecha o en la
izquierda".

"Jugaré de lo que me
pida el entrenador y necesite, y hay una cuestión importante, tendré que
adaptarme a la filosofía del club e intentaré hacerlo lo mejor posible para
conseguirlo muy pronto", añadió el jugador que pasó por el Benfica antes
de llegar a la Liga española de la mano del Valencia hace dos años.

"La competitividad es muy
importante, lo que más quiero es aprender. Jugar en el Barça no es fácil, vengo
a hacerlo lo mejor posible", insistió Gomes, que durante su presentación
dio los primeros toques a un balón vestido con la camiseta azulgrana, antes de
regalar balones a los aficionados que acudieron al estadio Camp Nou para verlo.

"Todos los jugadores
del centro del campo son grandes jugadores", dijo, sin querer citar
nombres.

A pesar de la cláusula sobre
el Balón de Oro, Gomes afirmó que "no es una preocupación" para él,
recordando jugadores como Andrés Iniesta, que no ha ganado ninguno "y no
conozco a nadie que no disfrute viendo jugar a Iniesta".

Gomes tampoco quiso hacer
distinciones entre las grandes figuras del Barcelona como Messi, Suárez o
Neymar, limitándose a afirmar que "son grandísimos jugadores. Pude jugar
con Cristiano Ronaldo en la selección, ahora puedo disfrutar de Messi, para mí
es un honor poder jugar con los dos. Sólo quiero disfrutar del club y de mis
nuevos compañeros".

Gomes, que aún no tiene
dorsal, es la cuarta incorporación del Barcelona este verano tras las llegadas
del centrocampista español Denis Suárez y los franceses Samuel Umtiti y Lucas
Digne.