Agosto 2, 2011

Colombia se aseguró en los octavos de final de su Mundial

Sin brillar tanto como en el juego anterior ante Francia (4-1), pero al fin y al cabo sumando los tres puntos, Colombia cumplió el objetivo que se había propuesto a corto plazo: meterse entre los mejores 16 equipos juveniles del mundo.

Esta vez no fue Luis Fernando Muriel el que ‘frotó la lámpara' en la fría noche bogotana. Las palmas y los titulares de todos los medios de comunicación en el mundo hablarán del espectacular pase que puso Michael Ortega para el primer gol del ‘Trencito ‘Valencia' y el zurdazo abajo con el que el gran James Rodríguez liquidó a los de la visita.

Los primeros minutos del juego en la capital de la República se hicieron muy difíciles para Colombia, ya que los africanos apelaron a la fuerza, a las reiteradas faltas y al amontonamiento en defensa para tratar de mantener su arco en cero.

Sin embargo, con lo que no contaban los malienses era con la sapiencia futbolística que tendría el hábil Ortega para filtrar el balón al minuto 22 por encima de los espigados defensores y dejar mano a mano a Valencia con el arquero Cheick Sy.

El ‘Trencito', emulando lo que hizo su padre con la camiseta nacional y los diferentes clubes en los que militó durante su época de futbolista, definió con prestancia para decretar el 1-0 y destrabar el partido.

Los dirigidos por Eduardo Lara aprovecharon la necesidad que tenían los africanos para salir ahora sí en busca del arco contrario y evitar la tempranera eliminación, y empezaron a tocar el esférico de lado a lado, queriendo desgastar a su rival en la altura bogotana.

Y lo consiguieron. Aunque Colombia no creó mayor peligro sobre el arco contrario durante varios minutos, mantuvo el control del juego. Y cuando los malíes trataron de reaccionar con tiros de media y larga distancia, se encontraron con un seguro arquero Cristian Bonilla que con tres buenas intervenciones demostró el porqué es el titular de la escuadra tricolor.

Los minutos fueron pasando y el juego entró en un bache. Malí estaba acabado físicamente y Colombia no tenía la claridad necesaria para marcar el segundo gol.

Ni las entradas al terreno de juego de Jerson Candelo y Fabián Castillo, por Michael Ortega y José Adolfo Valencia, lograron cambiar el ritmo del juego.

Sin embargo, con el ‘10' James Rodríguez en la cancha cualquier cosa puede pasar y este, cuando el cronómetro señalaba el minuto 91, sacó un potente zurdazo abajo que ratificó la victoria, los tres puntos y la clasificación colombiana a la segunda fase.

El Campín se vistió nuevamente de fiesta este martes. La tricolor volvió a ganar y a ilusionar a todo un país sediento de gloria. 

El viernes será el último juego de Colombia en la fase de grupos ante Corea del Sur, que, tras perder a primera hora 3-1 con Francia, urge de victoria si aspira a seguir con vida en el torneo.

A pesar de haber logrado la clasificación, Colombia también tendrá que buscar los tres puntos para asegurarse como el mejor de su grupo y enfrentar en octavos de final al mejor tercero que salga entre las zonas C, D y E.

Vea acá la ficha técnica y todas las estadísticas 

Temas relacionados: