Junio 17, 2013

Selección chilena de fútbol sub-20 sigue perdiendo jugadores por lesión

Caroca, del Colo Colo, sufrió un esguince de rodilla en el último entrenamiento premundialista que el equipo que dirige Mario Salas jugó este domingo con Australia (3-1) y, según los exámenes médicos, es imposible que se recupere a tiempo para tomar parte en el torneo.

El partido se jugó a puerta cerrada en la ciudad turca de Antalya, donde la plantilla chilena ya está concentrada para los partidos del Grupo E de la primera fase.

Salas optó por convocar de urgencia a Óscar Hernández, del Unión Española, campeón del torneo chileno de Transición, el primero de la temporada.

"Gracias a todos por los mensajes, estoy muy feliz. A darlo todo", escribió en su cuenta de twitter Hernández, que viajará a Turquía en las próximas horas para unirse a la plantilla.

"En la mañana me llamó Felipe Correa (un dirigente) y me dijo que tenía que viajar a Turquía; luego me llamó el 'profe' (técnico) Mario (Salas) y estoy feliz, pero lamentando lo que le pasó a mi compañero (Caroca)", precisó posteriormente el jugador, en declaraciones a radio Cooperativa.

La de Caroca es la segunda baja que sufre la selección de Chile antes del comienzo del Mundial de Turquía; el pasado 11 de junio quedó descartado el centrocampista Diego Rojas, a causa de una fractura en el dedo meñique del pie derecho sufrida en un amistoso contra Uzbekistán jugado en España.

Rojas, jugador de la Universidad Católica, fue reemplazado por Diego Valdés, del Audax Italiano, que ya se encuentra concentrado con el equipo en Turquía.

Chile debutará en el mundial frente a Egipto, el 23 de junio; tres días después se medirá con Inglaterra y cerrará la primera fase ante Iraq el 29 de junio.