Mayo 13, 2012

Aparece una luz para Rangers: el gigante escocés se puede salvar de la quiebra

El exconsejero delegado del Sheffield, Charles Green, ha llegado a un acuerdo para comprar el histórico equipo de fútbol escocés Glasgow Rangers, en suspensión de pagos desde el pasado febrero, según informó hoy la cadena BBC.

El empresario de 59 años, que cuanta con el poyo de hombres de negocios de Singapur, presentó su oferta para salvar de la crisis al campeón escocés después de que el americano Bill Miller se retirara de la carrera para hacerse con el club.

El acuerdo se anunciará hoy en el campo de entrenamiento de Murray Park, donde el nuevo propietario podría dar más detalles de la operación y sus planes para el club de Glasgow.

El actual campeón escocés, con más de 140 años de historia, entró en suspensión de pagos el pasado 14 de febrero y fue sancionado con 10 puntos en el campeonato de liga, lo que lo dejó a 14 de su rival histórico y líder del torneo, el Celtic Glasgow.

La firma londinense "Duff and Phelps" asumió el control de la institución, después de que la Hacienda del Reino Unido perdiera en los tribunales su opción de nombrar a un administrador, y empezó una reestructuración de la entidad y de búsqueda de un comprador.

Dentro de este proceso, durante el que la prensa inglesa ha llegado a insinuar el fin del club más laureado de Escocia, se ha rebajado en un 75 por ciento el sueldo de algunos jugadores.

A pesar de la convulsa situación económica, el Rangers mantiene la segunda posición en la liga a 18 puntos del líder, el Celtic, a quien ganó por 3-2 hace dos semanas en el histórico derbi escocés.