Julio 4, 2012

Los clubes de Escocia no quieren que el nuevo Rangers juegue en primera

"En la reunión general, los clubes de la Premier League Escocesa (SPL, por sus siglas en inglés) votaron de manera abrumadora en contra de la petición de la nueva empresa del Rangers a unirse a la competición", informó el organismo en un escueto comunicado.

El club escocés, que arrastraba desde hacía meses graves problemas económicos, incluida una deuda de 21 millones de libras (26 millones de euros) con el fisco británico, se declaró en quiebra en junio, a pesar de la oferta del empresario británico Charles Green para hacerse con la entidad por 8,5 millones de libras (alrededor de 10,5 millones de euros).

Green compró finalmente el club por 5,5 millones de libras (7 millones de euros), pero se vio obligado a refundarlo a través de una nueva compañía, a la que bautizó como "The Rangers Football Club".

El 18 de junio, la liga escocesa anunció su calendario de competición para la temporada 2012-2013, en el que el Rangers no aparecía entre los equipos participantes.

La SPL dejó vacante la "plaza número doce" en todas las jornadas de la competición, un espacio que previsiblemente ocupará el Dunfermline, equipo que no se salvó del descenso el pasado curso.

En la primera jornada del campeonato, el 4 de agosto, está previsto que el equipo que ocupe la plaza del Rangers se enfrente al Kilmarock.