Agosto 23, 2013

Advierten de medidas legales en casos de abuso 'online' a jugadores de fútbol

En un comunicado emitido de manera conjunta, la fiscalía británica y la Asociación de Inspectores Jefe de la Policía detallaron nuevas pautas destinadas a erradicar episodios de gamberrismo en Inglaterra y Gales en el fútbol.

Dentro de esas pautas se incluyen también, por primera vez, los cánticos homófobos que fueron escuchados en el pasado en algunos estadios.

La Fiscalía (CPS, en sus siglas en inglés) indicó que los incidentes ocurridos en partidos de fútbol han disminuido pero que continuarán aplicando una "sólida" política, que implica adoptar medidas legales si es preciso.

De esta manera, aquellos que ocasionan problemas y que han sido vetados de asistir a partidos durante este año no podrán acudir al Mundial de Brasil de 2014.

Esas órdenes o prohibiciones impiden a seguidores viajar a otros países para presenciar en directo un encuentro durante un mínimo de tres años y cualquiera de esas órdenes emitidas durante esta temporada afectará también a aquellos que deseen ir a la Eurocopa de 2016 en Francia.

En la nota conjunta se detalla la manera en la que se gestionarán en adelante los casos de violencia, desórdenes o daños criminales y abusos cometidos dentro y en los alrededores de los campos de fútbol.

El comunicado incluye como "desafíos emergentes" para la policía y las fiscalía las agresiones cometidas contra jugadores por parte de aficionados así como el uso de bengalas y fuegos artificiales dentro de las instalaciones de los estadios.

Nick Hawkins, el fiscal jefe en temas relacionados con deportes en la Fiscalía, aseveró que la mayoría de los aficionados de fútbol se comportan bien y observó que se ha registrado un aumento de familias que acuden a ver partidos en directo a causa de los "ambientes más amigables" que se ven ahora.

A comienzos de año, la Fiscalía divulgó una serie de pautas que detallaban cuándo había que perseguir legalmente las comunicaciones en redes sociales como Twitter o Facebook que incluían amenazas de violencia o daños a la propiedad o tenían como blanco a individuos.

Segun la CPS, en los casos en los que la línea entre el humor y los comportamientos ofensivos se traspase, se adoptarán "medidas positivas".

Hawkins puntualizó que aquellas personas que incurran en "abuso vil o amenazas con tuits" serán procesadas.