Marzo 16, 2015

China le apostará a una reforma radical en su fútbol para ser potencia mundial

"Un resurgimiento del fútbol es decisivo en el camino de China a convertirse en una nación deportiva", anunció el gobierno.

El nuevo jefe de Estado y del partido, Xi Jinping, subrayó ya varias veces que la selección china debe hacer un papel mejor en las competiciones internacionales y trazó un plan, según anunció la agencia noticiosa oficial "Xinhua".

A medio plazo, el equipo nacional femenino debe poder codearse de nuevo con los mejores en competiciones internacionales. En lo referente a la selección masculina, el gobierno considera que se precisará más tiempo para llegar a un nivel de clase mundial.

El país con la mayor población del mundo domina en los Juegos Olímpicos, pero en el fútbol, pese a la lluvia de dinero, las cosas no marchan desde hace años.

Hasta ahora, China sólo pudo clasificarse para el Mundial de 2002, donde quedó eliminada en la fase previa sin anotar ni un gol en los tres partidos disputados.

En enero quedó eliminada en cuartos de final de la Copa de Asia al caer derrotada por 2-0 ante el anfitrión, Australia.

Xi Jinping pretende que todo eso cambie. El jefe de Estado es un conocido apasionado del fútbol. El año pasado durante su visita a Alemania deseó a la canciller Angela Merkel mucha suerte en el Mundial, en el que los germanos acabaron conquistando el título.

Y cuando hace dos semanas el príncipe británico Guillermo estuvo en Pekín, Xi habló largo tiempo con él sobre los futbolistas ingleses.

China no es ninguna nación de fútbol y no tuvo nunca una cultura futbolística. Y eso que la jefatura china repite una y otra vez que el fútbol fue inventado en China.

En su visita al gigante asiático el año pasado, Merkel, cuya afición por el fútbol también es conocida, fue obsequiada con una fotografía de los primeros partidos en China. Pero este lunes en día poco se percibe del esperado resurgimiento.

Apenas hay equipos de fútbol y ninguna Liga juvenil nacional. Los terrenos de juego son escasos. Y el fútbol profesional se vio sacudido varias veces por escándalos de corrupción.

Y eso, al parecer, no puede tolerarlo un entusiasta del fútbol como Xi, para quien la actuación del equipo nacional es una cuestión de prestigio.

Un grupo de trabajo se encargará de elaborar los planes de reforma, que en un primer paso, introducirá el fútbol este año en las clases de enseñanza de primaria y secundaria.