Agosto 13, 2011

El Mainz de Elkin Soto lidera la Bundesliga

Los clubes de mayor favoritismo han tenido problemas en el inicio de la Bundes Liga, el Schalke 04 se reconcilió este sábado con su afición goleando por 5-1 al Colonia y marcha séptimo, por su lado, el Bayern da tranquilidad al derrotar a domicilio 0-1 al Wolfsburgo y se ubica 11 y el actual campeón, Borussia Dortmund, perdió por 1-0 ante el Hofffenheim y se queda en la octava casilla de la tabla.

Raúl marcó el cuarto gol del Schalke, cuando el partido ya estaba resuelto, pero la manera como definió le puso un sello especial al partido y terminó por hacer perfecta la tarde del Schalke.

El delantero español recibió un balón en el área a pase de Moravek, y, tras girar sobre sí mismo, superó al portero del Colonia con una vaselina soberbia. En ese momento, una victoria que para el Schalke era un poco de trámite se convirtió en una fiesta.

Las cosas no empezaron bien para el Schalke que, pese a llevar la iniciativa desde el comienzo, se vio en desventaja en el minuto 12 cuando Lukas Podolski capitalizó un contraataque, favorecido por el hecho de que el defensa Christoph Metzelder había debido dejar el campo lesionado y el equipo de Raúl jugaba con diez hombres.

El Schalke, sin embargo, siguió jugando el fútbol con el que había empezado y esto se vio recompensado. En el 42, una mano dentro del área generó un penalti que fue aprovechado por Klaas-Jan Huntelaar para marcar el gol del empate. Luego, en el segundo tiempo, el Schalke fue una apisonadora.

Huntelaar, de cabeza, hizo el de la ventaja en el 48 y un minuto después, Lewis Holtby, marcó el tercero con un gran remate dentro del área, a pase de Raúl. En el 59 vino el golazo de Raúl, que era clave en un momento en que hay discusiones acerca de si el gran capitán se sigue sintiendo a gusto en Gelsenkirchen. Y en el 84 Huntelaar coronó su gran tarde con el quinto del Schalke.

Con su victoria, el Schalke se reconcilió con su afición de manera plena, tras haber perdido en la primera jornada por 3-0 ante el Stuttgart.

El Bayern también andaba necesitado de un triunfo, tras su derrota en la primera jornada en casa (0-1) ante el Borussia Mönchengladbach. Su reconciliación no fue tan plena como la del Schalke pero la victoria, con un gol agónico del brasileño Luiz Gustavo, le da un respiro.

En la primera parte del partido, el Bayern tuvo muchos problemas e incluso el Wolfsburgo se había debido ir en ventaja, cuando un gol de Patrick Helmes fue anulado por presunto fuera de juego inexistente.

Sin embargo, el Bayern -que este sábado tuvo que prescindir de Arjen Robben por lesión- mejoró en la segunda parte y al final pudo llevarse los tres puntos.

El Dortmund, mientras tanto, no pudo justificar los elogios que le llovieron tras la primera jornada cuando dio buena cuenta del Hamburgo (3-1) y se estrelló con el Hoffenheim, que se ha convertido en la bestia negra del campeón.

Un gran gol de falta de Sedaj Salihovic, en el minuto 10, selló la primera derrota de la temporada del Dortmund, que se sintió incómodo ante la marca agresiva que practicó el Hoffenheim a lo largo de los 90 minutos.

Los líderes provisionales del torneo alemán son el Mainz y el Hannover, que derrotaron este sábado a domicilio al Friburgo y al Núremberg respectivamente, en ambos casos por 1-2.

Temas relacionados: