Septiembre 18, 2011

El Bayern manda como quiere en la Bundesliga

El Bayern tuvo el mejor comienzo y logró meter al Schalke en su propia mitad durante la mayor parte de la primera media hora de juego, taponándole la salida e iniciando el trabajo de recuperación del balón el instante y en el lugar en que este se perdía.

Las ocasiones de gol, sin embargo, tardaron en llegar pero la primera oportunidad clara, en el minuto 21, se convirtió ya en la ventaja bávara.

Pese a que el Bayern había sido el equipo que había llevado la iniciativa el gol se produjo paradójicamente en una jugada de contragolpe.

Tras un saque de costado para el Schalke, el balón quedó en el francés Franck Ribery que se deshizo del jugador que tenía más cerca e hizo un recorrido de cerca de 50 metros, con el peruano Jefferson Farfán escoltándole, antes de meterle un pase a Nils Petersen para que este definiera, en un segundo remate, ante el meta Ralf Fähhrmann.

Tras verse en desventaja, el Schalke reaccionó y tuvo una fase de unos quince minutos durante la que Klaas-Jan Huntelaar tuvo dos buenas ocasiones para empatar, con sendos remates desviados desde fuera del área.

Raúl también tuvo una llegada, tras un contragolpe en el minuto 42, que terminó con un remate desviado desde fuera del área.

Sin embargo, después de esa fase, el Bayern recuperó el control del partido y a comienzos de la segunda parte estuvo muy cerca del segundo gol.

Petersen tuvo una buena ocasión en el 46 y otra excelente en el 51 que desperdició a unos diez metros de la portería. En el 53 fue Thomas Müller quien estuvo a punto de marcar a pase del capitán Philipp Lahm.

Tal y como estaba el partido, el segundo gol tenía que llegar y llegó en el minuto 75, por intermedio de Müller que aprovechó un rechazo fallido del Schalke tras un centro lanzado desde la derecha por el austríaco David Alaba.

El gol de Müller era la sentencia de un partido en el que el Bayern volvió a mostrar el oficio que viene mostrando durante esta temporada, sometiendo a los rivales sin demasiado desgaste, manteniendo el cero en su portería y generando adelante suficientes ocasiones para ganar los partidos.

En el otro partido jugado este domingo, el Hannover 96 derrotó por 2-1 al vigente campeón, Borussia Dortmund, dándole la vuelta al compromiso en los últimos cuatro minutos.

Temas relacionados: