Diciembre 3, 2011

Bayern Múnich recuperó al liderato

Ribery marcó dos goles y generó un penalti al ser empujado dentro del área cuando iba a rematar a puerta y con ello fue clave para la clara victoria de los bávaros. Los otros dos goles, ambos de penalti, fueron marcados por el holandés Arjen Robben.

El Bayern venía de perder dos compromisos seguidos y de perder el liderato y se había discutido mucho acerca de si el entrenador Jupp Heynckes iba a hacer modificaciones en el equipo.

Incluso, algunos -por lo que habían visto en los entrenamientos- apuntaban a una especie de pequeña revolución con el paso al centro del campo de Philipp Lahm para que tratase de llenar el vacío dejado por el lesionado Bastian Schweinsteiger.

Sin embargo, Heynckes mantuvo la calma y le dio la confianza al mismo equipo que había perdido la semana pasada contra el Maguncia por 3-2.

El Bayern intentó hacer el fútbol que en los primeros partidos lo hicieron prácticamente intratable y presionaba la salida del Bremen mientras que, cuando tenía la pelota, la hacía circular en espera de vacíos para iniciar jugadas de ataque.

El primer gol llegó en el minuto 23 en un contragolpe. Tras un lanzamiento de falta del Bremen, el rebote le quedó a David Alaba que le metió un pase a Ribery desde la raya central para que el francés definiera dentro del área sin problemas.

Aunque el Bayern jugaba mejor, el Bremen logró el empate parcial por intermedio del sueco Markus Rosenberg, a pase del peruano Claudio Pizarro en el 52. Heynckes entonces reaccionó e hizo un cambio claramente ofensivo enviando al campo a Arjen Robben para sustituir a Alaba.

Robben, desde su lesión, había jugado dos partidos completos -el último había sido contra el Borussia Dortmund- y había quedado claro que todavía no estaba en plena forma. Contribuyo a apretar en el ataque y, cuando se produjo el primer penalti por falta contra Thomas Müller, el holandés tomó el balón y reclamó para sí el cobro.

Su disparo se metió junto al poste derecho y pegado al piso. El segundo penalti, que se convirtió en el cuarto gol, lo puso junto al otro poste. Entre los dos goles de Robben, Ribery había marcado el tercero a puerta vacía, tras una buena jugada de Mario Gómez.

Mientras tanto, en Mönchengladbach, el Dortmund no pudo defender el liderato y tuvo que conformarse con un empate pese a haber estado en ventaja con gol de Robert Lewandowski que marcó de cabeza en el minuto 40 aprovechando un saque de esquina.

El Gladbach -que tuvo que prescindir por lesión de su estrella Marco Reus- empató en el 72 con gol de Mike Hanke. Ambos equipos tuvieron ocasiones para ganar por lo que se puede hablar de un justo empate.

El Mainz sacó un empate a dos goles a domicilio ante el Wolfsburgo tras tener que remontar un 2-0 en contra mientras que los partidos Friburgo-Hannover y Kaiserslautern-Hertha terminaron ambos empatados a un gol.