Enero 28, 2012

Bayern Múnich, Borussia y Schalke siguen pegados en Alemania

El Bayern tuvo este sábado un comienzo con muchos problemas con el Wolfsburgo, que mostró una disposición ultradefensiva que logró neutralizar durante buena parte del partido los esfuerzos ofensivos de los bávaros.

Salvo una gran ocasión que desperdició Mario Gómez en el minuto 19, sólo frente al meta Diego Benaglio, el Bayern no tuvo llegadas durante la primera parte.

El Wolfsburgo acosaba permanentemente a Arjen Robben y a Franck Ribery con un doble marcaje con lo que el juego del Bayern perdía fluidez.

Al final hizo falta una situación a balón parado para el Bayern pudiera romper el cerrojo. Una falta contra Ribery, recostada sobre la banda izquierda, fue lanzada por Toni Kroos y Mario Gómez, en un segundo intento después de que su cabezazo pegara en un defensa del Wolfsburgo, marcó con un remate de pierna derecha en el minuto 60.

El segundo gol sólo llegó en el último instante del partido cuando un defensa del Wolfsburgo sacó de la raya de gol una vaselina con la que el croata Ivica Olic había superado a Benaglio para que el balón pegara en Robben y se fuera al fondo de la red.

El Dortmund, mientras tanto, salió en plan altamente ofensivo ante el Hoffenheim y le dio problemas desde el momento. En los primeros cinco minutos el vigente campeón alemán ya había disparado cinco veces a puerta.

En el minuto 16 llegó el primer gol, marcado por el japónes Shinji Kagawa en una jugada que se inició con una pérdida de balón del Hoffenheim en su propia mitad. Kevin Grosskreutz aumentó la cuenta en el 31, con un remate desde corta distancia aprovechando un centro de Jakob "Kuba" Blaszcikowski, y el propio Kagawa clavó la puntilla definitiva en el 55.

Tras el tercer gol, el Dortmund bajó un poco el ritmo, dejó jugar al Hoffenheim y terminó encajando el descuento, marcado por Fabian Johnson en el 63.

En otro de los partidos más importantes de la fecha, el Schalke 04, sin el lesionado
Raúl González, goleó a domicilio al Colonia (1-4) e igualó en
puntos al Bayern y al Borussia Dortmund aunque sigue en el tercer lugar
debido al gol diferencia.

El Schalke resolvió el
compromiso en la segunda parte después de haber pasado por serios apuros
en el primer tiempo, cuando el Colonia había logrado una ventaja muy
pronto con un gol marcado por Lukas Podolski en el minuto 4.

Para la segunda parte, el entrenador del Schalke, Huub Stevens, hizo una apuesta arriesgada al dejar en el vestuario al lateral derecho Atsuto Uchida y darle paso a un hombre ofensivo como José Maniel Jurado.

El Schalke empezó a llegar más y al final terminó dándole la vuelta al compromiso. El hombre del partido fue el rumano Ciprian Marica, autor de dos goles y responsable del penalti que trajo el tercero.

El empate para el Schalke llegó en el minuto 60 cuando Marica marcó de cabeza aprovechando un centro desde la izquierda del austríaco Christian Fuchs.

Cinco minutos después, el propio Marica hizo el segundo, tras recoger un rebote de un cabezazo de Klaas-Jan Huntelaar que se había estrellado contra el poste.

Después, en el 77, Marica fue derribado en el área por Brecko, que fue expulsado dejando al Colonia con diez hombres. Huntelaar asumió el cobro y no falló.

Con los dos goles de diferencia y un hombre más en el campo, el Schalke manejó sin problemas el resto del encuentro y logró, incluso, el cuarto en el 81 por medio de Markus Höger, que definió tras una combinación con Huntelaar. 

El Werder Bremen, mientras tanto, empató a un gol en casa con el Bayer Leverkusen, próximo rival del Barcelona en la Liga de Campeones. El Bremen abrió el marcador por intermedio del peruano Claudio Pizarro y el Leverkusen empató con gol del defensa Steffan Reinhardt.

El Augsburgo y el Kaiserslautern empataron a dos goles y el Hamburgo derrotó a domicilio al Hertha Berlín (1-2).

Temas relacionados: