Febrero 26, 2012

Bayern Munich se rencontró con la victoria en Alemania

El Bayern mostró prácticamente desde el comienzo una cara completamente distinta a la de las recientes decepciones frente al Friburgo en la Bundesliga y frente al Basilea, en la Liga de Campeones.

El equipo se mostraba más sólido en la recuperación de pelota y mucho más variable en las jugadas de ataque, con Arjen Robben, Thomas Müller y Franck Ribery rotando permanentemente posiciones.

Ya en el minuto 6 el meta del Schalke, Timo Hildebrand, tuvo que reaccionar con dos grandes paradas ante remates consecutivos de Müller y Robben.

Ribery, además, no se conformaba con papel ofensivo sino que trabajaba muchísimo en la recuperación de la pelota. Robben y Müller se asociaban con frecuencia de lo que salió una gran ocasión para el segundo en el minuto 24.

Del lado del Schalke, sólo tuvo una ocasión con un cabezazo de Christoph Metzelder ante el que Manuel Neuer reaccionó con una buena parada. La segunda ocasión para el Schalke vino en el 39, con un remate desde fuera del área de Christian Fuchs, pero para entonces el Bayern ya iba por delante en el marcador.

El gol llegó en el minuto 36 en una jugada de contragolpe. Luiz Gustavo le quitó la pelota a Marco Höger a unos 30 metros de la portería del Bayern -los jugadores del Schalke reclamaron falta- y luego le metió un pelotazo largo a Ribery.

Hildebrand salió del área, pero el francés se deshizo del meta del Schalke con un "sombrero" y luego definió sin problemas a puerta vacía.

En los primeros cinco minutos del segundo tiempo, el Bayern generó tres ocasiones de gol claras. Primero, Holger Badstuber estrelló un cabezazo contra el larguero, tras un saque de esquina lanzado por Robben. Luego, Mario Gómez remató desviado tras un gran pase de Ribery y Robben cabeceó por encima de la portería un centro del francés.

En vista de que los otros no acertaban, Ribery optó por hacerlo personalmente en el 55, con un remate dentro del área tras una pared con Müller

Después, el Bayern estuvo permanentemente más cerca del tercero que el Schalke del descuento y Hildebrand, que volvió a lucirse en el 88 con una gran parada ante un remate de Robben, es tal vez el principal responsable de que el partido no se haya sellado con goleada.

La victoria le permite al Bayern recuperar la segunda posición gracias al empate del viernes del Borussia Mönchengladbach ante el Hamburgo.

Temas relacionados: