Abril 1, 2012

Schalke 04 sufrió para empatarle al Hoffenheim

La vigésima octava jornada se completó este domingo, con estos dos partidos.

El Hoffenheim se puso con ventaja ante el Schalke en el minuto 30 con un gol de penalti de Salijovic, tras una falta del arquero Lars Unnerstaal contra Sven Schipplock. La ventaja podía considerase justa porque el Hoffenheim era el equipo que más había tenido la pelota y había puesto el partido en el campo del Schalke.

Sin embargo, las mejores ocasiones habían sido del Schalke, aunque en dos jugadas fortuitas que se habían generado en errores del Hoffenheim. Primero, en el minuto 12, Julian Draxler le robó la pelota a Tobias Weis y llegó al área, donde soltó un disparo ante el que el meta Tom Starke reaccionó con una buena parada.

Luego, en el 18, Klaas Jan Huntelaar aprovechó una mala entrega de Westergaard y, cuando Starke salía a cortarle el ángulo, firmó una vaselina que pasó cerca del larguero.

Tras el gol, sin embargo, el Hoffenheim se hizo más agresivo ante un Schalke que parecía afectado por una resaca tras la derrota en la Liga Europa ante el Athletic de Bilbao.

La primera llegada elaborada del Schalke llegó en el minuto 42, cuando otra vez Starke fue protagonista al ganarle un mano a mano a Raúl.

En la segunda parte el Schalke mejoró. En el minuto 56 Starke paró un disparo a quemarropa del peruano Jefferson Farfán y pocos segundos después un defensa del Hoffenheim sacó de la línea de gol un remate de cabeza de Jermaine Jones.

Más tarde, en el 78, Huntelaar estrelló un balón contra un poste tras un saque de esquina.

El empate llegó en el minuto 81, cuando Huntelaar convirtió un penalti señalado por una falta de Andreas Beck contra Chinedu Obasi que fue muy discutida por los jugadores del Hoffenheim.

En el otro partido dominical, el Hannover se adelantó en el marcador frente al Gladbach en el minuto 57 con un gol del marfileño Didier Ya Konnan, que marcó con un remate dentro del área chica tras un pase de Konstantin Rausch.

La ventaja era justa porque el Hannover había sido el equipo que había tenido el control del partido, apropiándose de la pelota y haciendo que el encuentro se jugase en el terreno del Gladbach, aunque sin producir claras ocasiones de gol durante la primera parte.

El Gladbach, por su parte, sólo hacía intentos ofensivos en jugadas de contragolpe, normalmente a través de Marco Reus y Patrick Hermann.

En el segundo tiempo, los dos equipos intentaron hacer un fútbol un poco más vertical. Después del gol de Ya Konnan, el Gladbach se apoderó de la pelota y el Hannover empezó a tratar de aprovechar los espacios que quedaban abiertos para intentar jugadas de contragolpe.

El segundo gol llegó en el minuto 77. El senegalés Mame Diouf marcó de cabeza aprovechando un centro preciso de Jan Schlaudraff desde la derecha.

A los noventa segundos, el Gladbach acortó distancias con un gol del noruego Nordveit que dejó abierto el partido.

En el tiempo añadido, el arquero Ron Robert Zieler salvó al Hannover del empate con una gran parada tras un disparo de Marco Reus.