Junio 13, 2012

Empezó el juicio contra Breno Borges por el incendio de su casa en Alemania

El defensa, de 22 años, compareció ante la justicia de Múnich, en medio de un gran revuelo mediático y bajo el impacto de los flashes de la prensa gráfica.

Breno llegó al Bayern Múnich a principios de 2008, tras pagar un traspaso de doce millones de euros al Sao Paulo, y su contrato expira a finales de este mes, lo que no se relaciona directamente con el proceso, sino con sus repetidas lesiones.

La fiscalía de Múnich presentó acusación formal contra el jugador el pasado mes de abril, tras meses de investigaciones y después de que el defensa fuera puesto en libertad condicional bajo fianza.

La acusación parte de la base de que Breno prendió fuego intencionadamente a su casa unifamiliar, en una zona residencial en las afueras de Múnich, estando solo en su domicilio, ya que su esposa Renata y sus hijos estaban en otra casa del vecindario.

Según la acusación, Breno estaba bajo los efectos del alcohol y probablemente utilizó su propio mechero para prender el fuego.

Un miembro de los equipos de rescate testificó que efectivamente el jugador le entregó el mechero al ser atendido de las lesiones que sufrió, de carácter leve.

La fiscalía acusa al jugador de provocar daños por valor de hasta un millón de euros en la casa y considera que el jugador no podía estar del todo seguro de que su esposa y niños -la pareja tiene un hijo en común, más otros dos de la anterior relación de Renata- no habían regresado hasta entonces a la casa.

Breno fue detenido tras el incendio y se dictó contra él orden de prisión preventiva, pero salió luego en libertad bajo fianza.

En caso de ser declarado culpable, al jugador podría corresponderle una pena de hasta 15 años de prisión.

Al margen de lo que ocurra con su proceso, su futuro en el club de la Bundesliga está de por sí sentenciado, ya que apenas jugó poco desde hace dos años atrás y sufriera una rotura de ligamentos, a lo que siguieron otras bajas por problemas de la rodilla.

El Bayern Múnich expresó reiteradamente su total respaldo a Breno en lo que respecta al proceso, incluso cuando unos meses atrás el jugador acusó al club a través de su cuenta de Twitter de haberlo hecho "una cerdada", porque ya no contaba con él, de lo que posteriormente se disculpó.