Octubre 7, 2012

Juan Arango marcó en la victoria del Mönchengladbach 2-0 sobre Eintracht

Arango abrió el marcador en el minuto 8 con un remate desde unos 30 metros de distancia que se metió por una escuadra de la portería defendida por Kevin Trapp, a quien el disparo de Arango sorprendió ligeramente adelantado.

El segundo gol para el Gladbach lo marco el holandés Luuk de Jong en el minuto 25 con un remate dentro del área tras recibir un pase en profundidad del danés Harvart Nordveit.

La victoria permite al Gladbach ascender al décimo lugar de la clasificación y dejar atrás un conato de crisis que empezó tras la goleada sufrida la semana pasada ante el Borussia Dortmund por 5-0.

El Eintracht, por su parte, se mantiene segundo pese a la derrota, aunque la distancia que lo separa del líder, el Bayern Múnich, subió a los cinco puntos.

El Borussia Dortmund empató a un gol a domicilio ante el Hannover 96, mientras que en el otro partido jugado este domingo, el Stuttgart y el Bayer Leverkusen empataron a dos goles.

El duelo del Dortmund contra el Hannover fue un típico partido de dos caras. En la primera parte, el Dortmund fue claro dominador, tuvo la pelota y generó un buen número de ocasiones, la primera en el primer minuto con un cabezazo de Marco Reus, y lo único que puede reprochársele es haberse marchado al descanso con sólo un gol de ventaja.

El tanto lo marcó el polaco Robert Lewandowski, con un remate desde corta distancia para culminar una jugada de conjunto. Jakub 'Kuba' Blaszczykowski, que salió lesionado, tuvo también dos buenas oportunidades y al comienzo del segundo tiempo Lukasz Piszczek estuvo a punto de aumentar la cuenta con un remate contra el larguero.

Sin embargo, en el segundo tiempo el Hannover logró tomar el control del partido y el Dortmund pareció sentir las ausencias de Blaszczukowski y del central Mats Hummels, que se tuvo que quedar en el vestuario tras el descanso por una lesión en un pie.

Mientras Hummels estuvo en el campo, el Dortmund lograba salir jugando cada vez que cortaba un conato ofensivo del Hannover, Sin Hummels, en cambio, la salida empezó a enredarse y eso envalentonó al Hannover, que a medida que fueron pasando los minutos aumento la presión sobre la portería de Roman Weidenfeller.

El empate llegó en el 86, por intermedio del senegalés Mame Diouf, tras recoger un rebote que se produjo tras un lanzamiento de falta.

El Dortmund volvió a apretar buscando la victoria en los últimos minutos pero era demasiado tarde y tampoco logró volver a producir ocasiones claras.