Diciembre 8, 2012

Bayern Munich ganó y el Borussia Dortmund sigue rezagado

El Munich se encontró con un rival que se vio bastante atrevido e intentó jugar hacia adelante y llegó a tener algunas buenas ocasiones, pero después del primer gol, el Bayern supo manejar el partido.

El primer gol fue de Müller -penal- en el minuto 40, que se produjo cuando Toni Kroos intentó hacerle un pase a Franck Ribery y el balón fue interceptado con la mano por un defensa del Augsburgo.

El segundo gol lo marcó Gómez -que sólo llevaba dos minutos en el campo- tras una pared con Ribery en el minuto 63.

La derrota del Dortmund se produjo de una manera curiosa, no sólo por varios errores del árbitro Stark, sino también porque en la primera parte el equipo de Jürgen Klopp jugó algunos de sus mejores minutos de la temporada.

"Empezamos ganando, jugando mejor de lo que habíamos jugado nunca y tuvimos una fase en la que lo único que puede reprochársenos es no haber sentenciado el partido", dijo Klopp.

Reus había abierto el marcador en el minuto, 6 y el Wolfsburgo no llegó a disparar a puerta hasta el minuto 36, en una jugada que estuvo precedida por un claro fuera de juego que no fue sancionado.

El disparo pegó en la rodilla del defensa Marcel Schmelzer que estaba en la línea de gol pero Stark consideró que había habido mano, pitó penal y expulsó al jugador del Dortmund.

"Esa jugada probablemente decidió el partido, tal vez hubiera habido otra historia si hubiéramos jugado once contra once", dijo Klopp.

"Ya durante el partido vi que no había sido mano y ,aunque lo hubiera, sido Marcel tenía los brazos pegados al cuerpo", dijo Klopp tras ver la repetición en televisión.

No obstante, Klopp evitó responsabilizar al árbitro de la derrota y dijo que probablemente la clave había sido un bajón en la segunda parte cuando, según él, el equipo pareció pagar todo el esfuerzo que ha hecho en las últimas semanas con la doble carga de Bundesliga y Champions.

El brasileño Diego marcó el penalti y cinco minutos después su compatriota Naldo hizo el segundo.

El Dortmund apretó durante la segunda parte y logró el empate parcial con otro penal, esta vez, convertido por Jakub Blaszcykowski, pero el Wolfsburgo logró irse en ventaja por medio del holandés Bas Dost, que marcó a pase de Diego, quien participó en las jugadas de los tres goles.

El Stuttgart, mientras tanto, derrotó al Schalke por 3-1, con tres goles del bosnio Vedad Ibisevic, el Friburgo venció al Greuther Fürth por 1-0 con un solitario gol de Daniel Caligiuri y el Núremberg salió ganador ante el Fortuna Düsseldorf por 2-0, con goles de Sebastian Polter y Markus Feulner.