Marzo 2, 2013

En los últimos 10 minutos, Leverkusen venció 2-1 a Stuttgart en la Bundesliga

Al comienzo del choque, Leverkusen fue mejor, pero, en el primer avance del Stuttgart, Philipp Wollscheid derribó al bosnio Vedad Ibisevic cuando este se disponía a entrar al área. El propio Ibisevic asumió el cobro del penalti y no falló.

La ventaja para Stuttgart llegó un poco como de la nada, pues hasta ese momento, el minuto 12, Leverkusen había sido el equipo que más había tenido la pelota y que más se había aproximado al área contraria, aunque sin crear ocasiones claras.

Stuttgart estaba ocupado ante todo en defenderse y, tras el gol de la ventaja, la tónica del partido siguió igual. La primera ocasión clara para Leverkusen llegó en el minuto 16, con un cabezazo de Steffan Kiessling por encima del larguero tras un saque de esquina.

El dominio de Leverkusen no amainó con el paso de los minutos y el equipo de las aspirinas llegó a tener más de 70 por ciento de posesión de pelota, mientras que Stuttgart sólo destacaba por su orden defensivo y por esporádicos y tímidos intentos de contragolpe.

En el minuto 30, el empate estuvo cerca, con un remate de Lars Bender dentro del área ante el que se atravesó el meta de Stuttgart, Sven Ullreich. En el 43 llegó la siguiente ocasión, cuando el defensa Sedar Tasci sacó de la raya de gol un balón después de que Ullreich ya había sido superado por una vaselina de Kiessling.

Ya en la segunda parte, en el 48, otra vez Kiessling probó a Ullreich con un fuerte disparo dentro del área ante el que reaccionó bien el meta del Stuttgart.

Stuttgart no volvió a llegar sino hasta el 50, en un contragolpe que se cerró con un disparo de Ibisevic que paró el meta del Leverkusen, Bernd Leno, que había pasado toda la primera parte casi como un espectador más.

En el 56, el Stuttgart, que salió en la segunda parte algo más activo, tuvo una segunda llegada, con un disparo desde fuera del área de Christian Gentner.

La imagen del partido se parecía mucho a la del primer tiempo, con un Leverkusen llevando una clara ventaja en cuanto a posesión de pelota, pero también se advertía una impaciencia creciente en el equipo de las aspirinas que conducía a errores y con el Stuttgart tejiendo contragolpes con un poco más de atrevimiento.

El segundo de Stuttgart estuvo bastante cerca en el 63, cuando en un contragolpe el japonés Sakai quedó sólo ante Leno que, sin embargo, salió ganando en el mano a mano y luego en el 71, cuando Gentner disparó desviado desde una excelente posición.

Luego, Leverkusen volvió al ataque y en el 76 tuvo una excelente ocasión en los pies de Hegeler, que Ullreich frustró con una buena parada.

La presión del Leverkusen, al fin, trajo sus frutos en el 81 cuando un disparo de Hegeler fue interceptado con la mano en el área por Cristian Molinaro. Kiessling cobró y logró el empate.

Bayer no se dio por contento con el empate y siguió buscando la portería contraria en los minutos que le quedaban y el gol llegó, tras varios rebotes dentro del área, con un cabezazo de Bender en el 86.