Marzo 7, 2013

Schalke y Borussia Dortmund concentran la atención en la jornada de Bundesliga

Schalke-Dortmund es uno de esos partidos que para los dos equipos tienen una significación especial, al margen de la situación de la clasificación y de las metas que tengan cada uno de los dos equipos para la temporada. Un derbi es muchas veces una meta en sí mismo y en ocasiones deja un recuerdo que opaca el de una temporada completa.

En la primera ronda del torneo alemán, Schalke logró ganar en Dortmund, después de dos años de no celebrar victoria alguna ante su más acérrimo rival. Dortmund tiene una espina clavada por esa derrota y sin duda saldrá a cobrar revancha en la Veltnis Arena.

Schalke, además, está en la lucha por meterse otra vez en las casillas de la Champions, de las que se ha caído tras pasar por una crisis de resultados, que empezó justo después de la victoria ante Dortmund.

En los últimos partidos, sin embargo, la crisis parece haber quedado atrás y ante todo la goleada a domicilio de la última jornada ante Wolfsburgo (1-4) parece indicar que el equipo de Gelsenkirchen está recuperando su mejor versión.

Bayern llega e su duelo ante Fortuna sin presión alguna, con 17 puntos de ventaja sobre Dortmund y en medio de una campaña que ha estado cerca de la perfección. Es probable que los bávaros lleguen al partido ya pensando en la vuelta de octavos de final de la Champions ante Arsenal aunque, tras la victoria a domicilio en la ida (1-3), se trata de un compromiso que tampoco debe causarles muchos quebraderos de cabeza.

El entrenador Jupp Heynckes ha tratado de resolver el problema de la falta de tensión que puede traer una situación tan cómoda recurriendo a la rotación y dándole minutos a jugadores que están luchando por volver a ser titulares y que en situaciones así pueden servir de revulsivos eficaces.

En el último partido contra Hoffenheim se permitió incluso dejar en el banquillo a su meta Manuel Neuer para darle una oportunidad a su suplente Tom Starke. Mañana probablemente volverá a haber rotaciones en algunas posiciones.

La jornada la abre el viernes el duelo entre Augsburgo y Núremberg. En los últimos partidos, Augsburgo viene sumando puntos contra el descenso en una racha excelente. La zona de descenso directo está ya cinco puntos por debajo y ahora la meta es el puesto 15, que asegura de manera automática la permanencia.

El puesto 16 que ocupa ahora Augsburgo obliga a jugarse la permanencia en un duelo a dos partidos contra el tercero de la segunda Bundesliga, en una instancia en la que suelen salir perdedores los equipos que vienen de la primera categoría.

El siguiente es el programa completo de la jornada:

Viernes:

Augsburgo-Nuremberg.

Sábado:

Friburgo-Wolfsburgo, Maguncia 05-Bayer Leverkusen, Greuther Fürth-Hoffenheim, Bayern-Fortuna Düsseldorf, Schalke-Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach-Werder Bremen.

Domingo:

Hannover 96-Eintracht y Stuttgart-Hamburgo.

Temas relacionados: