Diciembre 12, 2013

Bayern Munich se preparará para el Mundial de Clubes ante Hamburgo

En el torneo doméstico, el Bayern es líder soberano, con cuatro puntos de ventaja sobre el Bayer Leverkusen y diez sobre el Borussia Dortmund, considerado como su rival más peligroso, y el Borussia Mönchengladbach. 

No obstante, durante la semana se rompió la racha inmaculada que venía teniendo el Bayern, que no perdía ningún partido desde la final de la Supercopa alemana contra el Dortmund, en la derrota en casa ante el Manchester City.

Esa derrota, sin embargo, no impidió que el club bávaro se clasificase como primero de grupo a los octavos de la Liga de Campeones y algunos creen que puede tener un efecto benéfico sobre el equipo.

Entre ellos, está el presidente del club, Uli Hoeness, que declaró que esperaba que se empezara a asumir cada partido pensando en los tres puntos que están en juego y no en la búsqueda de nuevos récords.

"De algún modo me alegro que haya terminado esto y que podamos volver a jugar fútbol normalmente en cada partido, pensando en los tres puntos que están en juego y no en la cacería de nuevos récords", dijo Hoeness al ser interrogado sobre la derrota.

El récord en la Liga de Campeones se quedó en diez victorias seguidas, el de jornadas sin perder puede aumentarse pero lo que busca el equipo ahora es de algún modo un regreso a la normalidad.

Tras la derrota ante el City, es poco probable que el sábado vayan a darse síntomas de relajación ante un Hamburgo que ha tenido muchos problemas en lo que va de temporada.

El Leverkusen, tras clasificarse a octavos de final de la Liga de Campeones con su victoria a domicilio ante la Real Sociedad (0-1), enfrentará el domingo en casa al Eintracht Frankfurt con la esperanza de poder seguir manteniendo los seis puntos de ventaja sobre el Dortmund.

El Dortmund visita el sábado al Hoffenheim, un equipo que le ha dado muchos problemas en las últimas temporadas. El Dortmund vive un momento difícil, paliado por la clasificación a octavos de la Liga de Campeones, en buena parte por la racha de lesiones que ha sufrido.

Además, después de tres temporadas excelentes -con dos títulos ligueros, uno de la Copa de Alemania y una final de Liga de Campeones- sobre el equipo parecen pesar las expectativas y en su juego no está viendo la frescura y el desenfado de antes.


Viernes:

Hertha-Werder Bremen


Sábado:

Bayern-Hamburgo, Hannover 96-Núremberg, Hoffenheim-Borussia Dortmund, Maguncia 05-Borussia Mönchengladbach, Augsburgo-Eintracht Braunschweig, Wolfsburgo-Stuttgart.


Domingo:

Schalke-Friburgo y Bayer Leverkusen-Eintracht Frankfurt.