Agosto 23, 2014

Leverkusen venció al Borussia Dortmund 0-2 con el gol más rápido en la Liga

La marca anterior de gol más tempranero pertenecía a tres jugadores, que anotaron transcurridos once segundos: Paul Freier (Bochum) en la temporada 2002, Giovane Elber (Bayern Múnich) en 1998 y Ulf Kirsten (Leverjusen) en 2002.


Algunos jugadores del Leverkusen incluso hablan del título como meta de la temporada, ante lo que el entrenador, Roger Schmidt, señaló que a todos les está permitido soñar.

Apenas nueve segundos necesitó el Leverkusen para irse en ventaja por intermedio de Karim Bellarabi. El gol tempranero favoreció el planteamiento del Leverkusen que apostó por una marca a presión muy agresiva, que empezaba en cerca del área del Dortmund.

Ante ello el Dortmund se vio con muchos problemas para salir jugando y se vio obligado con frecuencia a apostar por el pelotazo largo que muchas veces termina con una lucha ardua en el centro del campo.

El Dortmund buscaba espacios para aprovechar la velocidad de Pierre Emmerick Aubameyang pero no los encontraba.

Pese a que el Dortmund tenía más el balón, el Leverkusen mostraba una clara superioridad en la lucha por los balones divididos con lo que los dirigidos por Jürgen Klopp no encontraban la serenidad para intentar jugadas de ataque elaboradas.

La presión incomodaba a Henrihk Mhkitaryan y a Marco Reus, los jugadores que hubieran podido hacer la diferencia en el centro del campo y que no tuvieron una buena noche.

En la segunda parte, al Dortmund parecieron dársele mejor las cosas y logró que durante largos pasajes el partido se jugase más cerca del área del Leverkusen que pareció pagar tributo por el desgaste que implicaba la presión ejercida en el primer tiempo.

Sin embargo, las posibilidades claras de gol sólo se dieron al final, con cabezazo de Mathias Ginter en el 85 y un remate de Aubameyang en el 92 ante los que el meta Bernd Leno reaccionó con buenas paradas.

Luego, el partido terminó como había empezado y el Leverkusen, que había abierto el marcador en el primer minuto, sentenció el último minuto del descuento por intermedio de Stefen Kiessling.

En la segunda parte del encuentro la segunda anotación llegó por intermedio de Bellarabi quién volvió al ser protagonista al robarle un balón a la defensa del Dortmund y centrar al área para que Kiessling definiera.