Marzo 2, 2015

Borussia Dortmund y Bayern Munich, a prolongar en Copa su racha ganadora

El Dynamo llega al partido tras protagonizar la gran sorpresa del torneo al eliminar al Schalke, archirrival del Dortmund. Los de Dresde se impusieron también al Bochum, de segunda división.

Pero el Dortmund vive su mejor momento de la temporada después de encadenar cuatro victorias en Liga y de ganar el sábado el clásico ante el Schalke con un contundente 3-0, una inyección moral para un equipo golpeado que llegó a ser colista en la tabla.

"Siempre dije que nuestro problema era la falta de confianza", comentó el capitán Mats Hummels. "Ahora todos sabemos lo bien que podemos jugar".

El entrenador Jürgen Klopp podría ordenar algunas rotaciones para proteger el físico de un equipo que también sigue en carrera en Liga de Campeones europea y que sufrió una temporada plagada de lesiones.

También el Bayern lleva una racha invicta de seis partidos en todas las competiciones desde que perdió su primer duelo del año frente al Wolfsburgo, pero deberá cuidarse de evitar el exceso de confianza que mostró en algunas fases de su victoria por 4-1 ante el Colonia el viernes.

"Vi situaciones que pudieron habernos llevado a un duro despertar frente a otros oponentes", comentó el director deportivo de los bávaros, Matthias Sammer. "Ahora vienen los cruces eliminatorios y no podemos permitirnos errores".

Parte de los "errores" del partido ante el Colonia fueron del defensor Jérome Boateng, que se rindió agradecido al arquero Manuel Neuer por evitar con otra gran actuación que los deslices terminaran en gol.

"En mi opinión, es sencillamente el mejor arquero. Lo demuestra cada semana", dijo Boateng. "Estamos en buen camino, pero necesitamos seguir trabajando para concentrarnos los 90 minutos y tener actuaciones al máximo nivel. Si lo logramos, confío en que avancemos en Champions League y en la Copa".

El Braunschweiger, por su parte, viene de una dolorosa derrota en el último minuto que complica sus esperanzas de volver a primera división. "Es más que irritante", dijo el defensor Marcel Correia. "Ahora tenemos que juntar fuerza y hacer un buen partido en Múnich".

En otros partidos del miércoles, el Borussia Mönchengladbach viajará al campo del Kickers Offenbach, de una liga regional, y el Werder Bremen jugará con el Arminia Bielefeld, líder de tercera división.

El Wolfsburgo, que se mantiene segundo a ocho puntos del líder Bayern Múnich en Liga tras vencer el domingo por 5-3 al Bremen, jugará en campo del RB Leipzig, mientras que el Bayer Leverkusen, rival del Atlético de Madrid en Liga de Campeones, juega este martes ante el Kaiserslautern, de segunda.