Mayo 2, 2015

Schalke y Werder Bremen le dan vida a la pelea por cupos europeos en la Bundesliga

El delantero holandés Jan Klaas Huntelaar lideró al Schalke, que enterró, ante el Stuttgart, su sequía de triunfos para retomar la carrera hacia los puestos europeos de la Bundesliga que conquistó ya el Bayern Múnich.

Con la pelea por la Liga de Campeones cerrada para el Wolfsburgo, el Borussia Monchengladbach y el Bayer Leverkusen, solo pendiente de definir la tercera plaza, las cuentas se multiplican para acaparar el resto de puestos de competición continental.

De la lucha salió reforzado en la presente sesión, la trigésima primera, el Schalke, que llevaba seis partidos sin ganar, y el Werder Bremen, metido ya de lleno en las aspiraciones. A medio camino quedaron el Augsburgo, el Hoffenheim y el Borussia Dortmund, resto de pretendientes.


El Schalke ganó gracias a Huntelaar (3-2) y a un golpe de fortuna a un minuto del final. El atacante holandés marcó en el minuto 3 y en el 58, cuando el cuadro visitante tenía ventaja en el marcador con el acierto de austríaco Martin Harnik y el serbio Filip Kostic, que dieron la vuelta a la situación. Pero un tanto en propia puerta de Florian Klein terminó por dar los tres puntos al conjunto de Gelsenkirchen, quintos en la clasificación.

A dos puntos está el Augsburgo, incapaz de marcar un gol al Colonia (0-0) y al acecho, a uno, el Werder Bremen, que salió airoso de la visita del Eintracht Fráncfort con un tanto de Davie Selke a la hora de partido.

El choque entre los otros dos implicados, el Hoffenheim y el Dortmund acabó en tablas. El conjunto de Jurgen Klopp, que aún hace matemáticas para acabar en la parte alta, dejó gran parte de sus fuerzas en el duelo copero ante el Bayern Múnich, que le llevó a la final. El choque se resolvió a la media hora. Kevi Volland adelantó al Hoffenheim en el 33 y el central internacional Mats Hummels evitó una nueva derrota del Dortmund (1-1).

El Wolfsburgo ha bajado de ritmo. Apeado de la Liga Europa y con el segundo puesto asegurado ha echado el cierre al curso de forma prematura. En la visita del Hannover sumó su tercer partido sin ganar (2-2). Desperdició una ventaja de dos goles gracias a Das Dost y el croata Ivan Perisic en la primera parte. Pero desapareció tras el descanso, que aprovechó su rival para llevarse un punto. Jimmy Briand y Salif Sane equilibraron el marcador.

El Friburgo encajó un nuevo revés y el domingo podría caer al descenso si el Hamburgo gana su partido en Maguncia. Cayó en su campo ante el Paderborn, liderado por Lukas Rupp que remontó el tanto inicial local marcado por Nils Petersen.