Mayo 22, 2015

Pep Guardiola rechazó acusaciones de distorsionar la competición

"En Alemania habla demasiada gente. Deberían tener un poco más de respeto con el campeón alemán y con los jugadores", aseguró Guardiola en la conferencia de prensa del Bayern.

Ante todo, la última derrota, por 2-1 ante el Friburgo, ha desatado las críticas puesto que puede resultar decisiva en la lucha contra el descenso.

Ante ello, Guardiola dijo que los problemas de otros clubes no son asunto suyo.

"Nosotros hicimos nuestro trabajo, lo demás no es problema nuestro", dijo Guardiola.

"Cuando se tienen a disposición solo 13 o 14 jugadores y se tienen problemas no se puede jugar siempre con plena intensidad", aseveró Guardiola, que recordó que en la derrota contra el Augsburgo, que puede ser decisiva en la lucha por la Liga Europa, su equipo jugó buena parte del partido con diez hombres.

Con respecto a la derrota contra el Friburgo se preguntó porque la gente no podía aceptar que sencillamente el rival había hecho bien las cosas.

El Bayern cierra la temporada con un partido en casa ante el Maguncia después del cual se celebrará el título de la Bundesliga, presumiblemente con la tradicional ducha de cerveza para el entrenador.

"Quiero que nuestros seguidores puedan celebrar satisfechos nuestro título", aseguró Guardiola que espera despedir la temporada con una victoria.

Se celebrará en el estadio y luego habrá una fiesta interna del club, Guardiola y los jugadores, vestidos con los tradicionales pantalones de cuero bávaros, enseñarán la ensaladera desde el balcón del ayuntamiento de Múnich en la Marienplatz.

 

Temas relacionados: