Noviembre 7, 2015

Bayern Munich goleó 4-0 al Stuttgart y el Leverkusen perdió el derbi renano

El Bayern sólo necesitó ponerle intensidad a la primera parte del partido para liquidar al Stuttgart. En la segunda mitad bajó el ritmo, tuvo oportunidades para hacer más abultado el marcador.

Pep Guardiola puso a funcionar la máquina de las rotaciones y dejó en el banquillo a Philipp Lahm, Javi Martínez, Thiago Alcántara y Xabi Alonso -que habían sido titulares el miércoles ante el Arsenal- para darle paso a Rafinha, Joschua Kimmich, Arturo Vidal y Ajen Robben.

Además, el entrenador español planteó un sistema con una defensa de tres hombres -Rafinha, Jerome Boateng y David Alaba- que tenía por delante a Kimich y a Vidal.

El equipo era una máquina ofensiva ya sobre el papel, con Thomas Müller, Robben, Douglas Costa, Kingsley Coman y Robert Lewandowski.

El Stuttgar apostó por un planteamiento valiente, con una presión adelantada, que le terminó pasando factura pues le dio demasiados espacios para combinar al Bayern.

El primer gol del equipo bávaro -marcado por Robben a centro de Costa- llegó significativamente en un contragolpe, ya en el minuto 11, tras un saque de esquina a favor del Stuttgart.

El meta del Stuttgart, Tyton, salvó dos veces a su equipo en el minuto 15, tras un remate de Lewandowski, y en el 16, ante un disparo de Costa, pero no pudo hacer nada en el 17 cuando Costa marcó el segundo con un zurdazo a centro de Müller desde la derecha.

Stuttgart trató de reaccionar con jugadas ofensivas y generó incluso dos ocasiones, la más clara de ellas con un remate de Kostic contra el larguero en el minuto 34.

Sin embargo, el Bayern no aflojó y en el minuto 37 llegó el tercer gol con un remate con la pierna derecha de Lewandowski a centro de Müller tras una buena combinación de este último con Robben.

El cuarto lo marcó el propio Müller en el 39, de cabeza, al recoger un rebote después de que Vidal, también de cabeza, estrellara el balón contra el larguero.

En la segunda parte, Robben tuvo dos buenas ocasiones de aumentar la ventaja, pero el Bayern jugaba claramente con menos intensidad. Guardiola se permitió incluso darle minutos a dos jugadores que vienen de lesiones largas, como los centrales Mehdi Benatia y Holger Badstuber, y dio descanso a Jerome Boteng, que se quedó en el vestuario, y más tarde a Thomas Müller.

El héroe del Colonia en el derbi renano fue Dominique Maroh, autor de los dos goles de su equipo.

Al igual que el Leverkusen, el Wolfsburgo tuvo un tropiezo al caer por 2-0 ante el Maguncia, con goles del argentino Pablo de Blasis y Malli.

Sin embargo, el Wolfsburgo se mantiene de momento tercero, gracias a que el Borussia Mönchengladbach no pasó de un empate a cero ante el Ingolstadt.

El Hoffenheim y el Eintracht Fráncfort también empataron a cero.

Temas relacionados: