Agosto 14, 2016

Bayern se quedó con la Supercopa de Alemania al vencer 2-0 al Dortmund

Con un gol importantísimo del centrocampista chileno Arturo Vidal, el nuevo Bayern Múnich de Carlo Ancelotti celebró su primer título de la temporada 2016-2017 en Alemania al ganar la Supercopa frente al Borussia, después de la victoria por 2-0 este domingo en Dortmund en el superclásico germano.

El 'Rey Arturo' Vidal abrió el camino a la victoria a los 58 minutos y el delantero internacional alemán Thomas Müller, que no había podido mover las redes en la Eurocopa-2016 en seis duelos, selló la victoria a los 77, después de un primer tiempo cuesta arriba.

De esta forma, el gigante bávaro por fin arranca una nueva campaña con una alegría, después de haber perdido esta Copa en los últimos tres años, en dos ocasiones precisamente contra el Borussia Dortmund (2013 y 2014) y el año pasado ante el Wolfsburgo.

En 2012 se había llevado esta corona por última vez, que se disputa desde 1977 y había sido ganada por los muniqueses en cinco ocasiones previas.

En el Bayern, el italiano Ancelotti, quien hizo debutar a Mats Hummels frente a sus excompañeros del Borussia, le dio confianza al francés Franck Ribery, para disputar el primer ‘Klassiker' de la temporada germana, así como a los españoles Xabi Alonso y Javi Martínez, en un once de lujo que atacó con Thomas Müller y Robert Lewandowski.

En el Dortmund del técnico Thomas Tuchel estuvo desde el arranque el joven prodigio francés de 19 años Ousmane Dembélé, transferido desde el Rennes por 15 millones de euros, para disputar su primer partido con la casaca aurinegra. En el banquillo quedó Mario Götze, André Schürrle y Rafa Guerreiro, tres de las incorporaciones más importantes del local, aunque sí colocó de titular en la zaga al central español Marc Bartra.

- Borussia ataca, Bayern define -

El Borussia, finalista de la Copa de Alemania y subcampeón de Bundesliga detrás del Bayern en ambos torneos domésticos, tuvo las primeras ocasiones de gol, especialmente en los pies del movedizo Pierre Aubameyang.

El gigante bávaro parecía perdido en el campo y apenas se insinuó con una trepada de Ribery, pero a la media hora de juego el Dortmund tuvo tres chances de mover las redes, especialmente con el atacante colombiano Adrián Ramos, que perdió en el mano a mano ante el portero Manuel Neuer (34).

Bajo ese fuerte asedio, el chileno Vidal fue el hombre que despertó al Bayern, primero con un remate junto al palo (36) y luego con un fallo insólito con la portería vacía (38).

Pero en la segunda mitad del Rey Arturo tuvo su premio. Pese a que el Borussia volvió a meter presión, la visita se puso en ventaja con una diana del internacional chileno, que culminó una jugada de Ribery, tras un primer remate que rebotó en un defensa y el rechace lo mandó al fondo (58).

Minutos después, tocado y agotado, Vidal le cedió su lugar al lateral-volante Joshua Kimmich, una de las revelaciones de la Mannschaft en la última Eurocopa. Parecía una apuesta de Ancelotti por conservar el resultado.

Pero agotado tras el esfuerzo infructuoso por perforar a Neuer, el Borussia lo pagó encajando una segunda diana: Javi Martínez peina un córner y Müller empuja la pelota sin oposición (2-0, 77).

Sobre el final casi llega el tercero, cuando la afición del Bayern ya celebraba con buena cerveza una nueva conquista, frente a su eterno rival, lo que le aporta mayor prestigio.